Rugby

Fede Cacciabue apunta al Celeste hacia la elite

El apertura de San Patricio cuenta que estaban listos para ser protagonistas de 2020 en el regreso a Primera y soñaban con lo mejor de la URBA. El objetivo personal y de la mayoría del grupo era trepar al Top 12.
martes, 30 de junio de 2020 · 08:03

Por WALTER CRICRÍ
w.cricri@pilaradiario.com


San Patricio consiguió a fines de 2019 el ascenso a Primera A de la Unión de Rugby de Buenos Aires (URBA) y se preparaba para su estreno cuando llegó la pandemia a frenar la temporada. Uno de sus referentes y conductores dentro de la cancha, Federico Cacciabue, asegura que el Celeste tenía objetivos de elite en competencia.
“Prácticamente ni paramos en el verano. Seguimos entrenando derecho con ese envión y energía que teníamos del ascenso. Fue sorpresivo el parate, se cortó a una semana de iniciar la primera fecha cuando teníamos todo listo”, recuerda Fede en charla con La liga.
“Estábamos preparados, no solo en lo físico sino también en lo mental. En 2019 habíamos encontrado esa regularidad como equipo. Estábamos muy confiados”, subraya el apertura.
“Como club, estamos yendo por el buen camino. Hay equipo de laburo, que al ser un deporte amateur, le da identidad al club. Se viene creciendo y el club va a ir para arriba”, asegura el jugador de 27 años.

Top 12
Por ese motivo, Fede señala que las metas del Celeste no eran conservadoras. “Este año el objetivo en ningún momento era sólo mantener la categoría, sino era ir en busca del ascenso al Top 12”, sentenció.
“Se trabajó para eso y para llegar a lo más alto posible. Sabemos cuáles son nuestras capacidades y lejos de ponernos un objetivo de mantener la categoría, íbamos a ir a jugar cada partido para ganarlo”, reafirmó.
“El sueño que tiene uno como jugador es estar en el mejor nivel posible y ese es el Top 12. El objetivo personal y de la mayoría del grupo era apuntar al Top 12”, enfatizó.
“Estructura creo que la tenemos. Lo que cambia y tienen los grandes clubes, es la cantidad de gente. Nosotros estamos en una zona que crece, se llena de colegios, de barrios, así que será cuestión de tiempo captar a esos posibles jugadores. Ojalá sea una cuestión de tiempo que el club pueda estar más arriba. El primer paso lo dimos, que fue el ascenso. Será cuestión de seguir laburando”, concluyó el 10. 


Broche de oro
En la octava temporada en Primera, Fede Cacciabue tuvo a su papá Luis como entrenador y para el apertura fue su mejor año. “Fue el broche de oro conseguir el ascenso junto a mi papá”, aseguró.

Comentarios