Básquet

El cerebro del primer campeón de la Avenida

Alejandro Nardini recuerda al Sportivo Pilar ganador del Provincial 1991. “Todos éramos uno, por eso se llegó hasta el TNA”, dice Poliya. “Era un equipo aguerrido, con muchísima personalidad”, subrayó.
martes, 14 de abril de 2020 · 08:02

Por Walter Cricrí
w.cricri@pilaradiario.com


El primer campeón provincial de Pilar fue Sportivo en 1991, gestando la época dorada del Rojo para luego ascender al entonces TNA (hoy Liga Argentina) desde el talento y cerebro de Alejandro Nardini.
“Era un equipo aguerrido, con muchísima personalidad. Nadie lo pasaba por arriba. El que entraba no se achicaba en ninguna cancha, contra ningún rival. Sólo se pensaba en el laburo que se tenía que hacer y en ganar”, resaltó Poliya en charla con La liga para rememorar esa proeza.
“Tenía la idea de ir a un club de barrio, como lo es. Conocía a Oscar (Marín) y por referencias conocía a todos. Cuando llegué me sorprendí con el entusiasmo, con las ganas, el cariño de la gente de inmediato. Eso pesó muchísimo en la decisión para bajar de categoría y sumarme al equipo”, recordó sobre su llegada a la Avenida.

A la cancha
“Entré a un equipo con una filosofía de juego, que es la de Oscar (Marín), donde me parece que faltaba ese toque de cabeza para manejar situaciones y dar ese pequeño saltito que le faltaba al club para poder coronar lo que siempre quiso”, describió Nardini.
“El equipo tenía poco gol y basaba su filosofía en que no le hagan goles. Y en ese nivel, cuando presionás a los jugadores cometen errores, porque no hay tanto talento. Aunque esos equipos de Regional (Provincial) hoy jugarían Torneo Federal tranquilamente”, apuntó Poliya.
“Entrenábamos mucho y la gran diferencia que hizo ese equipo fue la unión, camaradería y buena onda de tirar todos para el mismo lado que empujó mucho más todo. Eso potenció lo que proponía Oscar”, subrayó.
“Había un líder en el empuje, las ganas y ser una referencia para entrenar que era Hernán (Laginestra), con quien hoy todavía tengo una amistad entrañable”, elogió Poliya.
“Después, cada jugador tenía su rol. Identificarlo y explotar lo que hacía cada uno, era un poco mi función. Distribuir el juego y hacerlos un poco mejor”, explicó.
“Estaba Alfredo (Starling) con su jerarquía, Aníbal (Saettone) y su tiro. Más los chicos del club, que jugaban con el corazón. Por ahí les faltaba un poco de nivel, pero como defender es básicamente una cuestión de ganas, lo hacían a la perfección”, aseguró.
“Por eso no tuvimos problemas en lograr el título regional”, sentenció. “Lo que no me puedo olvidar es la gente, los dirigentes, los periodistas. Nadie quería sobresalir en nada. Todos éramos uno, por eso se llegó hasta donde se llegó”, concluyó Nardini. 


Ascensos
Alejandro Nardini condujo a Sportivo Pilar al título y ascenso del Provincial de Buenos Aires de 1991. Luego fue campeón de la Liga B en 1992 para ascender al TNA que disputó durante 2 temporadas (1993-94 y 1994-95). Poliya regresó a la Avenida para conducir otro título y ascenso del Provincial en 1998-99.

Comentarios