Equitación

Las hermanas Marchesse buscan un salto de calidad

La equitación pilarense tiene a dos hermanas en crecimiento que se mezclan con las mejores del país y sueñan con dar un salto internacional. Amparo y Milagros Marchesse ya tienen en su haber un título nacional dentro de sus categorías.
domingo, 27 de diciembre de 2020 · 07:33

La equitación pilarense tiene a dos hermanas en crecimiento que se mezclan con las mejores del país y sueñan con dar un salto internacional.
Amparo y Milagros Marchesse ya tienen en su haber un título nacional dentro de sus categorías. Amparo (11 años) dominó en la competencia de la Federación en iniciadas de 50 centímetros montando a Nebraska.
Mili (15) se coronó junto a Ambato Bienvenida en categoría Iniciadas 60 cm en el cierre de la temporada 2018.
Las dos hermanas, hijas del piloto de automovilismo Marcelo Marchesse, entrenan en el Hípico Sol de Las Marías y su profesora es Agustina Llambi.
En 2019 no pudieron defender el título por cuestiones personales y en un 2020, donde irrumpió la pandemia, en diciembre volvió la acción con una nueva medalla para Amparo.
La chica de 11 años logró el subcampeonato metropolitano en 80 centímetros dentro de la categoría Menores, siempre junto a Nebraska, en la definición desarrollada en el Club Hípico Argentino.
Fueron dos fechas las que se pudo realizar tras el aislamiento social y en esta oportunidad Milagros no participó.
Las hermanas conocieron el deporte porque tenían el club hípico frente a su casa y de tanto observar y apreciarlo, decidieron acercarse. Desde hace 3 años quedaron atrapadas por la equitación.
“Me gustaban los caballos y desde la ventana de la habitación de la otra casa donde vivíamos, veíamos a los caballos. Fuimos, me gustó y decidí hacer equitación”, contó Amparo en charla con El Diario sobre sus primeros pasos.
“Me sentí re-contenta. Salté como me gusta y lo disfruté”, describió sobre su última actuación. Su sueño es ser parte de un Juego Olímpico.
“Cuando mi hermana empezó, me gustaba verla. Decidí ir a probar y me encantó. Es algo que disfruto muchísimo. Me da mucha paz, tranquilidad, es algo hermoso”, destacó Milagros.
“Estar con mi yegua es lo más lindo. Tener una conexión con el caballo es muy especial. Me encanta competir, soy muy competitiva. Disfruto saltar y correr. Es un minuto de adrenalina que es hermoso”, completó.
Con 15 años, Mili apunta a levantar el nivel. “Sueño con llegar alto, saltar 1,40”, explicó y concluyó: “Mi sueño sería llegar a un Mundial”.
“Uno siempre acompaña lo que ellas deciden hacer. Les fascina entrenar y aman lo que hacen”, declaró la mamá, Mery. 

50%
Satisfacción
50%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios