César Andino

''Estos 20 años en el club me cambiaron la vida''

El segunda línea pilarense anunció que se retira del rugby. “San Patricio es mi primera casa, después está la mía”, definió Chechu. El sábado fue su último partido de local y su despedida oficial será en La Plata.
jueves, 31 de octubre de 2019 · 00:00

Por WALTER CRICRÍ
w.cricri@pilaradiario.com

Una historia de vida detrás de la ovalada tendrá su último capítulo el próximo sábado cuando San Patricio visite a Universitario de La Plata, por la fecha de cierre de la temporada de la Primera B de la Unión de Rugby de Buenos Aires (URBA).
César Andino, un referente del Celeste, anunció que cuelga los botines. El fin de semana que pasó, fue la despedida en casa. En la calle Caamaño, estuvo toda la familia de Chechu, sus amigos y el club a pleno para su última presentación de local.
El segunda línea viene hace tiempo madurando la decisión. Una osteocondritis en una de sus rodillas no le permitía disfrutar ya de los entrenamientos.
“Hice todos los intentos, visité los médicos habidos y por haber, y no hay solución. Ya estoy sufriendo mucho, me cuesta entrenar y tomé la decisión de abandonar el rugby”, con contó Chechu a La liga.
“El último partido de local se fueron enterando amigos, los allegados lo sabían y se dio una tarde hermosa. El club lleno de gente, mi familia, amigos. Pudimos clasificar al Repechaje. Todo fue una fiesta”, remarcó Andino.
“Pisar por última vez la cancha de Sanpa es triste, difícil, pero me llevo un millón de cosas del club”, aseguró y subrayó: “Muchos amigos y nada para reprochar. Estos 20 años de club me cambiaron la vida.”
“Tengo a mi hija jugando al hockey, a mi hijo jugando al rugby. San Patricio es mi primera casa, después está la mía. Estoy casi todos los días en el club, orgulloso y contento”, describió su sentido de pertenencia con Sanpa al que llegó dos décadas atrás de la mano de una glorias del Celeste.
“Arranqué de grande a jugar (a los 18 años) me llevó mi amigo Gastón De Robertis. ‘Vení que vas a andar bien’, me dijo. Me gustó y me quedé, creo que no me van a sacar más”, aseguró.

-¿Cuáles son los principales recuerdos deportivos?
- Montones. Haber jugado los clásicos con Deportiva y haberle ganado. O enfrentar a Banco Nación. Son muchos años en Primera y me llevo mil cosas. El Celeste es mi familia.

-¿Te quedó algo pendiente?
- No, me saqué todos los gustos. De jugar desde el más grande hasta el más chico del club. Pasaron muchas camadas y yo seguía ahí. Demasiado me llevo.

-¿Cómo será el día después?
- No sé qué deparará mi destino. Tal vez hacer el curso de entrenador. Pero primero me quiero tomar un descanso físico, porque estoy bastante maltratado. Voy a seguir ligado al club porque tengo a mi hija en el hockey y a mi hijo en el rugby. Veremos en qué posición, pero siempre dentro de la familia celeste. 


Repechaje
La victoria sobre Liceo Naval le aseguró a San Patricio (Primera B) la clasificación para jugar la Promoción con un equipo de la A y sueña con lograr el ascenso. “Llegamos muy bien. Los pibes están cada día jugando mejor y vamos a terminar jugando arriba. Vamos a ascender en cancha de ellos”, confió César Andino.


Herederos
Chechu Andino tiene a sus dos hijos en las inferiores de San Patricio. Sofía (10 años) está en el equipo de hockey y Franco ya se destaca dentro del rugby, donde está en las convocatorias de Menores de 16 años de la Unión de Buenos Aires (URBA).


“El club lleno de gente,
mi familia, mis amigos. Pudimos clasificar al Repechaje y soñamos con el ascenso. Todo fue una fiesta” César Andino.

31
1

Comentarios