CONTAME UNA BUENA

Hongos: el tesoro escondido de la Patagonia Argentina

Un Congreso Internacional sobre Hongos Micorrízicos Comestibles destacó la riqueza micológica de la Patagonia y el rol clave de los hongos para la humanidad.

Por Redacción Pilar a Diario 7 de junio de 2024 - 08:25

A fines de abril, Esquel, ubicada en la provincia de Chubut, se convirtió en la primera ciudad sudamericana en albergar el Congreso Internacional sobre Hongos Micorrízicos Comestibles(IWEMM, por su sigla en inglés). El evento reunió a expertos de todo el mundo en un entorno de intercambio y actualización de conocimientos sobre el fascinante mundo de los hongos.

Durante una semana especialistas en diversidad, economía, ecología, biotecnología, micosilvicultura, cultivo de trufas y otros hongos comestibles presentaron investigaciones que resaltan el enorme potencial de esos organismos.

Los hallazgos presentados no solo son sorprendentes, sino que también posicionan a la Patagonia Argentina como un actor clave en la búsqueda de alternativas sostenibles para los desafíos globales de alimentación y medio ambiente.

En un contexto mundial de escasez y mala gestión de alimentos, los hongos comestibles emergen como una solución prometedora. Las investigaciones destacan sus propiedades nutricionales y su capacidad para combatir el cambio climático y diversas enfermedades.

A nivel global, se identificaron más de 2.000 especies de hongos comestibles. Los dos países con mayor patrimonio micocultural son China, donde s e consumen alrededor de 1057 especies comestibles, y México, donde se hace lo propio con más de 500. Por su parte, la Patagonia tiene, hasta el momento, más de 30 especies identificadas como comestibles y 10 de ellas son endémicas, es decir, que solo crecen en esta región.

Hongos del Parque los Alerces. (Planeta Urbano)..webp

  • LOS HONGOS DE LA PATAGONIA

Los hongos comestibles proponen el desafío de reversionar nuestro modo de vivir y el sur argentino se posiciona como un bastión clave para darle a la sociedad una alternativa. Esta región ofrece un ecosistema propicio para la proliferación de diversos hongos, muchos de los cuales son considerados superalimentos por sus altos contenidos nutricionales: poseen todos los aminoácidos esenciales requeridos por el cuerpo humano, refuerzan el sistema inmunológico, son un protector hepático y un antioxidante.

Un ejemplo destacado del potencial de los hongos patagónicos es la gírgola. hongo, aunque crece en otras partes del mundo, encuentra en la Patagonia condiciones ideales para su cultivo. Su propagación es sencilla y puede realizarse en diferentes escalas, desde pequeñas áreas hasta grandes producciones.

Con contenidos de proteína comparables a la de la carne vacuna, la gírgola se presenta como un superalimento viable y accesible. Su consumo disminuye el nivel de azúcar en sangre, previene trastornos circulatorios, baja los niveles de colesterol, alivia la tensión arterial y evita la fatiga y el estrés.

La capacidad de cultivar hongos en espacios cerrados durante todo el año, con excepción de los inviernos extremadamente fríos, marcó su potencial para generar alimentos nutritivos de forma sustentable. Esta característica es crucial en un mundo que busca soluciones para alimentar a una población en constante crecimiento.

En este contexto, los hongos de la Patagonia podrían iniciar un cambio radical en los paradigmas alimenticios actuales. Con cada descubrimiento, estos organismos reafirman su rol como el “tesoro escondido de la Patagonia”.

FUENTE: patagoniaandina.com

Los hongos son un superalimento. (bariloche.org)..jpg

¡MARAVILLOSO!

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar