Contame una buena

El restaurante que sólo contrata jubilados

“Las Nonas, Petrona - Ramona” está ubicado en el barrio porteño de La Paternal. Sus dueños, una pareja tucumana donde solo contratan jubilados. Detalles.

Por Redaccion Pilar a Diario 27 de abril de 2024 - 09:26

La situación económica es complicada para la mayoría de los jubilados. No son pocos los que necesitan seguir trabajando para sobrevivir. Y si gozan de buena salud, la gastronomía es una salida laboral más.

Débora y Diego llegaron de Tucumán a Buenos Aires para armar su proyecto gastronómico. Su decisión es tomar como empleados a mayores de 60 años para ayudarlos a mejorar sus ingresos y afrontar sus gastos cotidianos.

Una hermosa historia de compromiso y superación. (TN)..png

En un informe de Telenoche, transmitido por Canal 13 de Buenos Aires , la pareja de emprendedores compartió los detalles de su inspiradora iniciativa. Con el nombre, el matrimonio tucumano, rinde homenaje a sus abuelas, en cuyas recetas se inspiraron y sirven como base para el menú ofrecido en el local.

La idea de abrir el restaurante surgió de un momento de necesidad. Diego acababa de quedarse sin trabajo y Débora estaba embarazada, por lo que la pareja recurrió a la venta de pastas caseras y empanadas.

La receta de las empanadas viene de Petrona y la de las pastas, de su otra abuela, Ramona. También ofrecen arroz con pollo, milanesas, ñoquis caseros, ravioles con estofados.

Las recetas se inspiran en las abuelas Ramona y Petrona. (cucinare.tv)..jpg

El local está ubicado en la esquina de Tres Arroyos 399, en el barrio porteño de La Paternal. Contratar exclusivamente a jubilados no solo ha sido un éxito comercial para “Las Nonas, Ramona – Petrona”, sino que también ha resaltado las cualidades y el compromiso de los jubilados. Los testimonios de los trabajadores jubilados reflejan una responsabilidad, respeto y dedicación excepcionales, demostrando que la edad no es un impedimento para el rendimiento laboral.

Personas como Mónica, una de las empleadas del restaurante, viajan largas distancias todas las mañanas para llegar al trabajo, mostrando una determinación y entusiasmo inspiradores.

“Las Nonas, Ramona – Petrona” no solo ofrece una experiencia gastronómica única, sino que también es un recordatorio poderoso del valor y la contribución significativa que las personas mayores pueden aportar a la fuerza laboral y a la sociedad en general. En un mundo que a menudo prioriza la juventud y la experiencia, este restaurante está desafiando las normas y celebrando la sabiduría acumulada a lo largo de los años.

¡Una hermosa historia de compromiso y superación!

¡BUENA Y GRAN NOTICIA!

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar