Escasez

Preocupación por la falta de repelentes en Pilar: hay poca reposición y se agotan en minutos

Supermercados, farmacias y casas de artículos de limpieza no cuentan con stock. Solo hay reposición en cadenas mayoristas con topes de venta por familia y se agotan de forma casi inmediata.

3 de abril de 2024 - 10:40

Mientras el brote histórico de dengue sigue sumando contagios y fallecidos, conseguir repelente en Pilar ya es casi una misión imposible.

Las grandes cadenas de supermercados no cuenta con productos de este tipo de ninguna marca y el mismo escenario se repite en los super chinos, donde tampoco hay rastros de repelentes.

En las farmacias la situación no es diferente, al igual que en las casas de venta de productos de limpieza donde ya la semana pasada no contaban con estos artículos.

Hasta el momento, solo cadenas mayoristas como lograron conservar por algún tiempo más su stock que, sin embargo, actualmente vuelve a escasear. De hecho, en la empresa Makro la reposición se produjo esta mañana con un límite de venta de tres envases por grupo familiar y poco después, las góndolas volvían a lucir vacías.

La alternativa de adquirirlos por la plataforma Mercado Libre se erige hasta el momento, como la única opción posible aunque -claro está- no es apta para todos los bolsillos. Un aerosol de la marca Off color naranja ronda los 30 mil pesos cuando hasta la semana pasada en cadenas mayoristas se comercializaba a $2.700.

Mientras que el envase de color verde (extra duración) de la misma marca se comercializa a 65 mil pesos. En tanto que la presentación en crema por 60 gramos cuesta entre 7 mil y 15 mil pesos.

Una empresa de Pilar, en la mira

La primera -y más buscada- marca de repelentes, Off, es fabricada por la empresa multinacional de origen estadounidense SC Johnson, cuya planta en el país está ubicada en el Parque Industrial Pilar.

En los últimos días la firma quedó en el ojo de la polémica debido al faltante del producto y al precio al que se lo consigue, con una disparidad muy grande entre comercios.

Si bien desde la empresa (que también es fabricante de las marcas Raid y Fuyí) no hacen mención al tema precios, trascendió en las últimas horas que la explicación sobre el desabastecimiento se basa en que, si bien están aumentando la producción, la demanda superó cualquier previsión que se tenía para este momento del año.

El principal insumo utilizado por los repelentes de mosquitos es el N,N-dietil-meta-toluamida (DEET). Este compuesto fue creado por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos en 1946 para ser utilizado por el ejército nacional. Cuatro años después lo liberaron para uso público.

En estos tiempos, como nunca, son necesarios no sólo para mantener a los mosquitos fuera del alcance sino también para resguardar la salud ante una epidemia que todavía está lejos de quedar atrás.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar