DESARROLLO INDUSTRIAL

Empresa con sede en Pilar busca revolucionar la forma de pedir helado

El grupo Estisol fabricará un envase para un kilo con compartimentos para seis gustos, sin que se contaminen entre sí. En su planta de Villa Rosa, ya produce los vasos para las cafeterías más famosas.
sábado, 4 de junio de 2022 · 17:53

Con un nuevo producto industrial, que se encuentra en una etapa avanzada de desarrollo, una empresa que tiene sede en Pilar busca revolucionar la forma de consumir helado en casa.

El grupo Estisol, que tiene en Villa Rosa una de sus plantas más importantes del país, fabricará un envase de telgopor para un kilo de helado, pero con seis compartimentos individuales que podrán contener otros tantos gustos sin que se mezclen ni se contaminen entre sí.

La idea fue introducida a la empresa por Oliver Maltz, gerente comercial del grupo que fundó su abuelo en 1964 y es liderado en la actualidad por su padre y su tío.

“La tercera generación está trabajando a full. El grupo tiene siete fábricas en varias provincias, con 800 trabajadores”, contó Maltz, entrevistado por el programa de radio Agenda Propia (105.9).

El grupo tiene uno de sus sedes principales en el corredor productivo de Villa Rosa, con cuatro fábricas y una quinta que está por inaugurar para producir paneles para la construcción.

“Somos los principales fabricantes del país de polipropileno expandido. Se usa para la construcción como aislante térmico, como embalaje industrial y para el packaging, sobre todo de helado”, contó Maltz.
En la planta de Villa Rosa producen también los vasos de papel que usan varias de las cadenas más famosas de cafeterías.

Idea millonaria

La idea apareció buceando en las redes sociales. “Al ser los principales fabricantes de envases de helado, los conocidos siempre me mandan lo que ven relacionado al tema. Así me llega un tuit viralizado de una persona que tuiteó un mensaje de una amiga que le mostraba el packaging de una heladería en Italia, con el mensaje ‘idea millonaria’”, recordó el joven empresario.

“Es un pote rectangular dividido en seis para que al pedir los gustos no vengan mezclados”, resume. Él mismo mostró el resultado en Twitter, con una foto suya mostrando los primeros envases de este tipo producidos por Estisol. “Esperando hacerme millonario”, tuiteó Maltz, seguido de un emoji risueño.

“Tenemos matricería propia y dije ‘pongámonos a trabajar a ver si sale en poco tiempo’, y ahí ocurrió la magia industrial”, dijo.

Maltz resumió el proceso de creación del nuevo envase: “Es importante contar con el entramado productivo. Se lo pasé al área de innovación y desarrollo para estudiar el producto y tratar de replicarlo, a matricería para cotizarlo. En 20 días ya teníamos las matrices, las probamos y salieron los primeros productos. Ahora ya se contactaron heladerías para empezar a probarlo”.

“Esto sirve para mostrar a la sociedad lo que es la industria. Ves una idea y en un mes tenés los productos. Es algo mínimo, pero sirve para dimensionar lo que sucede a gran escala”.

Todavía no se dio a conocer qué heladerías serán las primeras en ofrecer la variante. “Vendemos a distribuidores, no directamente con las heladería. Hay representantes en todo el país. Pero ya hay interesados”.

Además, dijo que “de esta idea se derrama más trabajo para otros”, ya que otras fábricas podrán diseñar y producir las cucharas con las que los heladeros podrán calcular fácilmente los 167 gramos de helado que entran en cada sexto del envase para llegar al kilo.


Dificultades
Oliver Maltz es vicepresidente del espacio joven de la Unión Industrial Argentina (UIA). Desde ese lugar, describió una coyuntura compleja.  
“Nos sentimos bien acompañados por este Ministerio de Producción, que tiene una visión que destaca la importancia del desarrollo industrial”, dijo en referencia al área que conducía Matías Kulfas, eyectado este sábado del su cargo en el marco de las internas del Frente de Todos.
Pero por el otro lado, describió “grandes dificultades por la falta de dólares, que hace que a los que dependemos de insumos importados se nos dificulte mucho garantizar el abastecimiento, sumado a un contexto mundial nunca visto, con los precios de las materia primas disparados, desabastecimiento de muchos productos, encarecimiento y dificultad para conseguir fletes. Es un combo peligroso que te obliga a estar al filo todo tiempo”.

Comentarios