The Food Box, el super del country

La revolucionaria idea de tres hermanos argentinos que no para de crecer
miércoles, 4 de mayo de 2022 · 07:51

Se basa en la sencilla premisa de construir un “mercadito” -o market- en la estructura de un container.Está siendo furor en los barrios cerrados debido a que en su sencillez abarca conceptos y valores claves como la economía circular, el network effect  y el business to community. ¿De qué se trata este nuevo negocio y quiénes son sus pioneros?

 

Somos un food market en el que se puede encontrar los productos que se necesitan a diario: carnes, frutas y verduras, bebidas, congelados, limpieza, higiene y también otros especiales, desde pizzas congeladas hasta la de íconos del sector, como Angelín y La Mezzetta, postres de Valu Ramallo, pescados y pastas frescas congelada de Rochino”, le aseguró al medio Infobae Miguel Ayerza, fundador de proyecto junto a sus hermanos Nicolás y Joaquín.

 

El concepto general del negocio no es otro más que el de proveer un almacén de cercanía a aquellos barrios que hasta el momento no disponían de un símil: los barrios cerrados o “countries”. Además, se incorporan elementos gastronómicos como rama secundaria dentro de los “Food Box”.

 

El emprendimiento no deja de crecer y sus dueños prevén facturar unos 200 millones de pesos en lo que queda del año en los barrios donde ya están instalados: hay boxes en San Sebastián, Lagoon Pilar, Santa Guadalupe, San Matías y este mes abrirán en Ayres Plaza, San Carlos y La Comarca. Luego, San Jorge y Mayling. En el último tiempo sumaron productos gastronómicos elaborados de la mano del chef ejecutivo Alejandro Alcoba, y tienen un equipo de 40 personas, entre las oficinas y los barrios.

 

Así comenzó todo

Ayerza trabajaba en un proyecto, en el 2019, que consistía en un paseo comercial armado exclusivamente con containers, en la zona de Escobar. El proyecto no prosperó pero su investigación sobre las peculiares estructuras despertó un interés que permaneció en él. Así fue que presentaron en el barrio San Sebastián, de Pilar, el boceto del proyecto que luego sería The Food Box: un “mercadito en un container”.

Con un primer préstamo armaron el Food Box inicial: un mini supermercado con una línea de 8 metros de góndolas, otra de 12 metros de heladeras y freezers y más de 350 productos.

 

¿Cuál es el modelo de negocio?

Uno de los valores más importantes de la empresa es el fomento a los productores zonales. “Una suerte de business to community”, como explica Ayerza. “A medida que comenzábamos a operar en los barrios se nos acercaron muchos emprendedores como nosotros que querían vender sus productos. Algunos se chocaban con acuerdos comerciales ya establecidos, pero muchos otros nos ampliaron categorías”, dice el emprendedor.

 

Network Effect

El otro pilar fundamental es el de “dar a la comunidad lo mismo que nos dan”.

Al principio pensamos en expandirnos con franquicias”, cuenta Ayersa, pero en un barrio en Canning le sugirieron un modelo novedoso: la economía circular. Consiste en dar una licencia del servicio llave en mano al barrio. Les otorgan el financiamiento de la obra a través de fondos propios o bancos y capacitan a los empleados. 

El software de gestión es licenciado y cada barrio es abastecido con 1200 productos todas las semanas a un precio justo. “En lugar de poner un franquiciado les ofrecemos ese ingreso para el barrio. De esta manera los vecinos reducen sus expensas. Cuanto más consumen los vecinos, más vuelve a la comunidad y pagan menos”, explica Miguel Ayersa. 

Finalmente, se pregunta “¿Para qué vas a pedir delivery de una pizza afuera del barrio que sabés que te va a llegar fría, si podés pedir una pizza más rica que además de llegar caliente genera un ingreso para la comunidad?”.


 

Comentarios