3 de mayo

Día de la Milanesa

martes, 3 de mayo de 2022 · 08:26

¿Al plato o en sándwich? ¿Se acompaña con papas fritas, con puré o con fideos con manteca, como algunos aseguran es el maridaje perfecto? ¿De carne, de pollo o de legumbres? Son muchas las preguntas alrededor de las milanesas, pero lo que no está en dudas es que se trata de una de las preparaciones más arraigadas a la costumbre local.

Cada 3 de mayo celebramos en la Argentina el Día de la Milanesa. Este plato fue traído al país por los inmigrantes, pero lo adoptamos como propio. Algunas personas aseguran que es originaria de Viena, en Austria, donde es más parecida a los escalopes. Otros, por su parte, creen que su recorrido pudo haber empezado en Milán, donde el plato fue bautizado “cotoletta alla milanese”.

Sin embargo, el historiador Daniel Balmaceda contó que en realidad la milanesa fue introducida por los peregrinos que llegaban a la ciudad italiana después de viajar por un largo tiempo: el rebozado de la carne permitía conservarla un poco mejor, y les aseguraba tener algo para comer si no tenían suerte en los pueblos visitados.

Sea de donde sea, en cada casa de nuestro país se sirvió alguna vez este delicioso plato. Al principio, la milanesa se preparaba en viviendas de la clase alta por su costo, pero luego se fue popularizando en restaurantes, hasta llegar a cada mesa argentina.

 

¿Por qué se celebra este día?

En el año 2011, un grupo de fanáticos de la “milanga” crearon una página de Facebook para elegir la fecha para conmemorarla. Es por eso que, tras una encuesta, se votó por el 3 de mayo como día para honrarla. Más tarde, esta fecha fue instalada por los medios de comunicación, dejándola como la definitiva.

¿Dónde se inventó la napolitana?

A diferencia de la milanesa en sí, la creación de la napolitana es completamente argentina. El origen se remonta a la década del 50 en una fonda ubicada frente al estadio Luna Park de Buenos Aires, cuyo dueño se llamaba José Nápoli.

En ese episodio al cocinero se le quemó una tanda de milanesas y como no quería presentarlas de esa manera a sus comensales, decidió cubrirlas con salsa de tomate y queso mozzarella para disimular.

¿Cuál es “la verdad de la Milanesa”?

Este refrán es muy conocido y fue usado en muchas ocasiones, aunque pocos saben de dónde proviene. Balmaceda explicó: “El rebozado de la milanesa preserva la carne. Cuando uno come milanesas no sabe realmente qué hay adentro. Eso le pasaba a mucha gente en 1920, 1930. Decían: ¿Qué nos pusieron acá adentro? Recién cuando uno abría y cortaba, podía ver. Esa era la verdadera milanesa”.

 

¿Dónde se comen las mejores milanesas de Pilar? 

Comentarios