La columna del Padre Sayu: Necesitamos anteojos y telescopios

El sacerdote indio, actualmente radicado en Madrid y que durante años estuvo a cargo del Instituto Verbo Divino, comparte una reflexión en vísperas de las Pascuas.
miércoles, 31 de marzo de 2021 · 10:12

Muchos entre nosotros usamos los anteojos. Algunos desde la edad temprana por la miopía, astigmatismo u otros problemas. Los adultos, principalmente, para leer.

En cuanto al telescopio todo conocemos lo de Galileo Galilei (1610).

La utilidad principal de ambos es el mismo: lograr ver bien y mejor.

Para el mundo de la actualidad, sacudida por la pandemia e incertidumbre, pienso que necesitamos, tanto los anteojos para ver “lo cercano” y los telescopios para “lo lejano”.

El invento de los motores trajo revolución en la producción masiva y la distribución rápida, sin tanta necesidad.

Estos traen grave contaminación ambiental y desastres en la naturaleza. El desarrollo sostenible es necesario, pero tare menos ganancia y por eso a muchos no les interesa esto. 

Todo tipo de consumo trae placeres. Para lograr más consumo, empieza a destruir las instancias, como por ejemplo, la familia, otras instituciones clásicas que brindan sana contención, felicidad y gozo duradero. Promueven la búsqueda de los placeres sustitutas e inmediatos a través del consumo.

La pandemia jaquea este ritmo de producción y consumo y todos nos quedamos atrapados.    

La presente generación es de la era de la cibernética digital. Esto es la alternativa en grandes medidas en la actualidad de la pandemia.

La era de la cibernética digital domina la velocidad. De esta forma perdimos la paciencia.

Necesitamos anteojos nuevos para encontrar nuevas áreas de contención familiar y social.

Estamos cansados de las cuarentenas y otras restricciones debido el covid. Hablar sobre la paciencia suena ridículo. Pero es un valor que necesitamos para no cansar ni agotarse frente al peligro aún persistente que duraría un tiempo largo.  

La pandemia no te pregunta si quieres tener paciencia, sino te obliga a serlo.

Todo tiene su tiempo propio para llegar a su fin feliz. Aquí no tiene sentido apurarse.

La vacuna nos abre esperanza. Es el telescopio. Los astrónomos no entienden de todo al hallar una nueva estrella. Pero con mucha paciencia y esperanza estudian su órbita y descubren las demás novedades.

El psiquiatra Víctor Frankl descubrió que es la esperanza la que da sentido a la vida. Fue de las vivencias en situaciones inhumanas de los campos de concentración nazi de Auschwitz.

En la Semana Santa los cristianos recuerdan los acontecimientos de los últimos días de Jesús. En la vigilia pascual se enciende el cirio pascual que representa la luz de Cristo resucitado. Es la luz de la esperanza para los creyentes para su vida diaria en medio de las dificultades.  

Una oscuridad intensa, no puede oscurecer la luz de una vela. Se alumbra unos metros. Pero esto basta para transitar. Ésta sabiduría es la que necesitamos para afrontar esta pandemia y cuidarse y cuidar a los demás del covid.  

5
4
14%
Satisfacción
28%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
57%
Indiferencia

Comentarios