La lucha eterna de un periodista contra la burocracia de una prepaga

El periodista Luciano Gómez tiene una discapacidad. Fue operado de una pierna pero Medifé no le envía una cama ortopédica ni kinesiología. "Me dejaron abandonado", denuncia.
martes, 7 de diciembre de 2021 · 15:17

Luciano Gómez es un periodista y vecino de Presidente Derqui que padece una cuadriparesia espástica, producto de una parálisis cerebral que tuvo al nacer (lo hizo con apenas cinco meses de gestación). A pesar de lo compleja de su situación, el joven debe luchar casi a cada momento para que la prepaga Medifé le brinde una asistencia acorde.

En los últimos días, Gómez se sometió a una operación en su pierna derecha, cirugía que resultó satisfactoria. Sin embargo, desde el momento en el que dejó el sanatorio Mater Dei afirma haber sido “abandonado”, ya que no recibe una cama ortopédica que le permita seguir con la rehabilitación en su domicilio.

La operación fue el lunes 29 de noviembre y constó de una osteotomía de tibia con el objeto de alinear el pie derecho. “En el Mater Dei me atendieron muy bien –recuerda a El Diario-, me dieron el alta el jueves 2 pero Medifé me dejó tirado, no me dio herramientas para rehabilitarme, siempre me piden un papel nuevo”.

Dilatación

Según Luciano, “el miércoles 1º pedimos con carácter de urgente a Medifé kinesiología en mi casa hasta que se termine el yeso, además de una cama ortopédica porque tengo que tener la pierna en alto, si no me duele. Cuando estoy durmiendo me despierto del dolor”.

Desde la prepaga le aseguraron que el pedido estaría en su casa este lunes, algo que no ocurrió: “Me pidieron algo que no me habían pedido nunca, un resumen de historia clínica que justifique el pedido de la cama ortopédica….”.

Si bien ya mandó lo solicitado, “llamé hoy y me dijeron que, como la falta de documentación que no había enviado (que ellos no me habían informado) es mi responsabilidad, los pedidos se empiezan a contar desde el día 7, o sea este martes”.

Pero Luciano afirma que “si no empiezo con magnetoterapia ni tengo la cama ortopédica no voy a poder dormir, seguiré con dolor y no va a soldar el hueso que me fracturaron por la osteotomía de tibia, que fue un éxito. El prequirúrgico fue bastante satisfactorio, pero ahora me dejaron abandonado”.

Y añadió: “Soy una persona discapacitada, no puedo estar sin tratamiento. Me están volviendo loco. Fue un problema de ellos, no mío. No me pidieron el resumen de historia clínica cuando estaba internado, lo hicieron el lunes para seguir dilatando”.

Además, recordó que “de hecho ni siquiera me querían traer en ambulancia porque decían que no lo habilitaban, tuvo que pelearse la secretaria del Mater Dei con Medifé, es un desastre”.

2
2
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
80%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
20%
Indiferencia

Comentarios

7/12/2021 | 19:05
#0
El titulo de la nota está mal. Porque ser periodista no es ninguna condición que amerite un trato diferencial. Es un ser humano, una persona. Y sufre lo que sufren miles de discapacitados que luchan con las prepagas - obras sociales por sus derechos. El estado, bien, ausente.