Tragedia en La Escondida

Murió el padre de Abigail, la nena que había fallecido en un incendio

El deceso se produjo esta tarde a raíz de las quemaduras sufridas en brazos, tórax y piernas. Gustavo Méndez había intentado rescatar a su hija. Tenía 38 años.
lunes, 7 de septiembre de 2020 · 19:04

La tragedia por el incendio en el barrio La Escondida de Presidente Derqui se cobró también la vida de Gustavo Méndez, el papá de Abigail, la nena de 12 años que falleció en la misma noche del siniestro.
La nueva víctima, de 38 años, estuvo internado en el Hospital Sanguinetti de Pilar donde intentaron recuperarlo de las severas lesiones sufridas mientras intentaba rescatar de las llamas a su hija.
El deceso se produjo cerca de las 14.30 de esta tarde. La víctima había sufrido quemaduras de tipo A y B en brazos, tórax y piernas. Si bien estaba previsto su traslado a un centro de mayor complejidad, finalmente falleció.  La familia además está compuesta por la mamá, de 36 años, y dos hijos varones de 16 y 10 años. Los otros tres integrantes resultaron ilesos en el incendio que consumió la vivienda completa.

El origen
El jueves por la noche, en la casa de la calle 2 de Mayo y Víctor Guerrero del barrio La Escondida comenzó un incendio que se presume se desató por una estufa de construcción casera.
Abigail Méndez, de 12 años, no logró escapar de las llamas y los bomberos la hallaron ya sin vida en el interior de la propiedad.
El incendio habría comenzado en la planta baja, para luego propagarse a la planta alta de la vivienda. Durante el siniestro se vivieron momentos de desesperación, incluso de los vecinos de la zona, que intentaron colaborar con los bomberos arrojando baldes de agua sacada de la zanja, tal como lo muestran videos grabados en el lugar.
El Diario indagó en lo que sucedió una vez desatado el siniestro. Se confirmó que la primera autobomba que llegó a lugar fue una cisterna de 1.500 litros, insuficiente para la magnitud del siniestro. No obstante, a la llegada de ese primer rodado el fuego ya estaba generalizado, según los testimonios.
Luego arribó un segundo móvil, de mayor capacidad, pero tuvo demoras en poner en marcha los motores. Mientras tanto, algunos vecinos -alterados por la terrible situación- comenzaron a agredir verbal y físicamente a los bomberos (tres efectivos recibieron agresiones físicas). Cuando por fin pudieron extinguirse las llamas, la tragedia ya estaba consumada.
El viernes pasado, vecinos de las víctimas marcharon hacia el cuartel de bomberos de Derqui para pedir explicaciones. Desde allí se dirigieron hasta la Comisaría 2ª de la localidad y luego hasta el comercio del presidente de la entidad, Omar Boragno. 


 

Galería de fotos

9%
Satisfacción
0%
Esperanza
9%
Bronca
81%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios