A 10 años del crimen

“¿Por qué lo mataron?”, la pregunta que la mamá de Matías Berardi se sigue haciendo

Matías tenía 16 años cuando lo secuestraron en Del Viso. Logró escapar, pero nuevamente lo atraparon y luego ejecutaron. Su familia todavía no encuentra explicación y quiere hablar con sus homicidas.
domingo, 27 de septiembre de 2020 · 08:12

A 10 años del crimen de Matías Berardi, el adolescente de 16 años que fue secuestrado en Pilar y asesinado de un balazo en Campana, su madre aún no encuentra una explicación y pidió la posibilidad de hablar con alguno de los diez condenados para preguntarles si lo hicieron “por odio” u “otro motivo” y para que le cuenten cuáles fueron las últimas palabras de su hijo.
“¿Por qué mataron a un chiquito de 16 años? Lo golpearon, lo trasladaron setenta kilómetros, él llorando y pidiendo que no lo maten y ahí lo fusilaron. Esa imagen y la frialdad con la que actuaron, no la podemos entender”, dijo a Télam María Inés Daverio, la madre de Matías.
A una década de un crimen que conmocionó al país en una época donde ya no eran frecuentes este tipo de secuestros extorsivos, en los que se trasladaba a una víctima a un lugar de cautiverio y mucho menos que termine asesinada, como ocurrió con Berardi, su familia manifestó la “necesidad” de que “se lo recuerde”.
A la hora de describirlo, su madre dijo que “Matías era un chico muy solidario, tenía un montón de compañeros, estudiaba, era deportista, jugaba al rugby y tenía un corazón inmenso”.
“Mucha gente lo recuerda por su bondad. Lo extrañamos mucho”, agregó María Inés, quien dejó de ser docente para trabajar en el Programa de Asistencia a la Víctima, estudia consultoría psicológica para ayudar a esas familias de una manera más profesional y dedica gran parte de su tiempo a acompañar en su recuperación a un hermano de Matías que padeció un grave problema de salud.
Con 16 años, Berardi era el mayor de cuatro hermanos y cursaba el quinto año –le faltaba uno más para terminar la secundaria-, del colegio Saint George de Escobar cuando la madrugada del 28 de septiembre de 2010 regresaba de una fiesta de egresados en Capital Federal y se bajó de una combi en Panamericana y Ruta 26 para volver a su casa en ese partido del norte del conurbano.
Según surgió de la investigación, Matías fue secuestrado allí por una banda integrada por un clan familiar –matrimonio, hijas, cuñados y amigos involucrados-, que lo eligió por su “ropa cheta” y al que se referían como el “chancho de América” en los mensajes que se mandaron.
La fuga y el hecho de que Matías vio el lugar y los rostros de algunos de sus secuestradores fueron, según los investigadores, el motivo por el cual la banda decidió asesinar al adolescente. 

2
1
0%
Satisfacción
5%
Esperanza
17%
Bronca
76%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios