Precarización laboral

Vigiladores privados denuncian precarización laboral en el distrito

Desde el Sindicato de Trabajadores de Vigilancia Privada advierten que “es peligroso” lo que ocurre en countries y empresas del Parque. Se reunieron con la delegada local del ministerio de Trabajo. Y piden que actúe el estado municipal.

Por Redacción Pilar a Diario 27 de mayo de 2020 - 13:56

Se encargan de vigilar countries y barrios privados, empresas, fábricas, hipermercados y distintos tipos de negocio: son cientos los vigiladores privados que desempeñan tareas de prevención en el distrito y que en las últimas semanas volvieron a levantar la voz para denunciar precarización laboral.

Fue el titular de la Regional Norte del Sindicato de Trabajadores de Vigilancia Privada, Lucio Rivero, quien dio a conocer la situación laboral que atraviesan distintos empleados de empresas de seguridad privada en el distrito, sobre todo en countries, en donde la situación sería todavía más compleja.

Entrevistado por el programa Código Plaza (FM Plaza 92.1 Mhz), Rivero puntualizó en la realidad que viven los trabajadores del barrio San Sebastián, de la localidad de Zelaya, en donde, explicó, desde el 1° de junio la seguridad dejará de estar bajo el mando de Securitas Argentinas y pasará a ser responsabilidad de la empresa Global.

En este sentido, explicó que “en Securitas tenemos casi la mitad de la plantilla afiliada, son 90 guaridas en el barrio San Sebastián y nadie nos garantiza que pasen los 60 días y Securitas no los desvincule, los eche, y la otra preocupación es que la empresa que toma el servicio, Global, es totalmente precarizadora, paga en dos veces”.

Otra inquietud que manifestó el secretario general de la Regional Norte del Sindicato de Trabajadores de Vigilancia Privada es que “para realizar esta actividad necesitamos un alta, se necesitan cursos, y lo que está haciendo Global es contratar gente aledaña al barrio, lo que implica que la gente va a estar pagando por un servicio que no lo van a tener porque están contratando personas que no son empleadas de seguridad”.

“Son personas que no están preparadas para esta actividad, es peligroso. No podés poner gente aledaña a tu barrio privado que te haga de seguridad, dista mucho de las normas de seguridad que una empresa debe tener. Los guardias tienen x cantidad de horas de preparación por ejemplo en RCP, primeros auxilios y básicamente en lo que es prevención”, añadió.

Por otro lado, Rivero indicó que lo que ocurre en el barrio privado de Zelaya, también se replica en distintos lugares del distrito, como pasa con algunas empresas del Parque Industrial en donde los trabajadores viven una situación de incertidumbre similar.

Para el sindicalista, “los que contratan vigiladores con estas empresas precarizadoras son responsables solidarios y creo que debería haber por parte del estado municipal algún pronunciamiento porque es impresionante la cantidad de empresas que circulan normalmente por la vida del trabajador como si nada pasara”.

Es en este contexto que ayer mantuvieron una reunión con la delegada local del ministerio de Trabajo, Celeste Afriol, quien, de acuerdo a lo que sostuvo Rivero, “tomó el compromiso de tratar de sacar el trabajo precario del distrito que no le hace bien a nadie”.

“Durante el macrismo hemos sido los que más salimos a la calle a luchar contra estas políticas que nos han perjudicado gravemente, pero es una situación que arrastramos hace muchos años y no se sostiene más”, concluyó, a la espera de que los organismos contralores tomen cartas en el asunto.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar