ALIMENTOS

Explotó la demanda de los productos orgánicos

Son cada vez más buscados y consumidos. Hay redes que venden a precios accesibles. En el circuito comercial también crece, de la mano de un cambio cultural.
domingo, 1 de marzo de 2020 · 00:00

Explosión. Esa es la palabra que elige María Morales para describir la evolución de la demanda de productos orgánicos en Pilar. La delvisense forma parte de la red Rizoma, destinada a acercar a los consumidores este tipo de alimentos y materias primas, a precios accesibles. 
“En el último año explotó porque la problemática con la contaminación dejó de taparse, realmente los agroquímicos enferman”, afirmó a El Diario la mujer de 58 años que está a cargo del denominado “nodo” de Los Cachorros. 
Surgida en 2015, la red Rizoma cuenta en la actualidad con dos ramales, Ruta 9 y Ruta 8, este último correspondiente a Pilar. El entramado se compone de distintos nodos que funcionan en los domicilios de quienes integran la red. Desde allí se venden bolsones de 7 y 5 kilos con verdura directa de productores de la colonia 20 de Abril que funciona en Jáuregui (Partido de Luján), que prescinde de agroquímicos en sus cultivos. 
 A su vez, una vez por mes –se incrementará a dos a partir de marzo- los productos son ofrecidos en la denominada Feria Rizomera, que se organiza en el espacio destinado a La Aldea de Jóvenes para la Paz que funciona en el predio del Instituto Carlos Pellegrini, sobre la Ruta 25. 
Allí, quienes se acerquen pueden encontrar vegetales, harinas, semillas, miel, yerba, yuyos, productos de almacén agroecológicos, así como artesanías, con un criterio basado en la sustentabilidad y en la reutilización de materiales.  
“Cuando empezamos con los bolsones no nos alcanzaba lo que vendíamos para pagar el combustible para ir a buscarlos al cultivo”, recordó la mujer, mientras celebró el incipiente pero sostenido cambio cultural que viene dándose. 

Crecimiento 
En la misma línea, Natalia Jawrosky, a cargo del nodo de La Lonja, destacó que en febrero solo en el ramal Pilar de la red se vendió, entre productos sueltos y embolsados, el equivalente a unos 200 bolsones de verdura, cinco veces más de lo distribuido en octubre y noviembre pasados. 
Este cambio responde, según su criterio, a la incorporación de los “bolsones diferenciados” que incluyen las verduras más acordes a nuestra cultura alimentaria: papa, tomate, choclo, acelga, zanahoria, etc. 
“Esto nos hizo crecer”, destacó, teniendo en cuenta que hasta entonces los mismos sólo se componían de verduras que en ocasiones no resultan muy familiares para nuestro paladar, como radichetas, achicorias, hinojo o rabanito.
A esta estrategia se le sumó también la venta de vegetales sueltos, en menores cantidades. “Nosotros somos una red de economía social y trabajamos para que sea accesible a todos los bolsillos”, explicó Morales y destacó que una bolsa que vendemos a 400 pesos, puede elevarse a 700 en el circuito comercial. 
Precisamente, son los prejuicios en torno al precio unas de las barreras que deben vencer los productores de verduras orgánicas. Sobre este punto, Mónica Manolio, vecina de Pilar, señaló que “no es más caro, tienen buenos precios además, equivale a más salud”. “En la medida que puedo compro todo orgánico”, añadió. 
En la red Rizoma, el bolsón de 7 kilos de verduras seleccionadas cuesta 400 pesos. En tanto que el de 5 kilos se consigue a 340 pesos. A su vez, ofrece huevos de “gallina feliz, no explotadas, hacinadas y sin antibióticos ni químicos”, así como miel, aceites y quesos de “vacas felices”.

Cambio cultural 
El músico Juan Pablo Ferreyra es otro de los que se plegó a esta movida y se sumó a la red hace tres meses, junto a su compañera. 
 “Considero que el consumo consciente debe ir acompañado de un estilo de vida que sea coherente con dicha propuesta”, expresó el artista y sobre este punto aseguró que “esquivamos el exceso de consumo de plástico, de productores sintéticos, conservantes y apoyamos el crecimiento de las pequeñas empresas y cooperativas”. 
Este cambio cultural que parece avanzar a paso firme, también se ve reflejado en el circuito comercial tradicional. Al menos así lo manifiestan desde el local de productos orgánicos Chinampas, ubicado sobre la calle Chacabuco, que abrió sus puertas hace casi cuatro años. 
“Cada vez se empieza a ver un poco más la trampa de lo industrial y entonces la gente busca productos con menos conservantes y menos químicos”, manifestó Nicolás, empleado del lugar y remarcó que “creció mucho la cantidad de gente que se acerca”. 
Sobre este punto, puso el acento en los jóvenes: “vienen mucho más preparados y más conscientes de lo ecológico, todos con sus bolsas de tela y sus recipientes reutilizables”. 


Testimonio

 

“Considero que el consumo consciente debe ir acompañado de un estilo de vida que sea coherente con dicha propuesta. Esquivamos el exceso de consumo de plástico, de productores sintéticos, conservantes y apoyamos el crecimiento de las pequeñas empresas y cooperativas”. 

JUAN PABLO FERREYRA


Feria Rizomera
Desde marzo, cada segundo y cuarto sábado de cada mes se organiza la feria rizomera en La Aldea Jóvenes para la Paz, en el predio del instituto Carlos Pellegrini. 
Los productos también se comercializan en los nodos (puntos de venta domiciliarios) que funcionan en: Del Viso, Los Cachorros, Manzanares, La Lonja, Fátima, Pilar y Zelaya. . 

 

Al banco 
Ya salió de circulación el billete de 5 pesos
El billete de 5 pesos sale hoy de circulación luego de que caduque la extensión del plazo estipulado por el Banco Central de la República Argentina (BCRA), para su uso en negocios y comercios del país para cualquier transacción.
De esta forma, a partir de hoy quienes aún tengan billetes de esa denominación deberán depositarlos en sus cuentas bancarias o canjearlos en las sucursales de sus bancos en todo el país, según informó el BCRA a través de la Comunicación A6877, emitida el 24 de enero último.
Hasta el 31 de marzo próximo, en tanto, los bancos deberán canjear los billetes de 5 pesos o acreditarlos en cuentas, para lo cual se podrá juntar varios y canjearlos por billetes de mayor denominación.
Todos los bancos, públicos o privados, tienen la obligación de aceptarlos y deberán depositar dichos billetes, en calidad de deteriorados, en sede del Banco Central hasta el 30 de junio de este año, día a partir del cual “serán considerados desmonetizados”.
En la actualidad, el billete de 5 pesos coexiste con la moneda del mismo valor, de color plateada con la representación del arrayán, que “reemplazará de forma definitiva al billete”, precisó el Central.
 

Comentarios

2/3/2020 | 11:21
#1
y con que mantienen las granjas, huertas libres de virus, germenes, bacterias etc?, Y que la gente despues tiene que usar cloro en sus casas para lavar todo?