Prevén que antes de fin de año reabra el Cine Teatro Gran Pilar

Las obras en el edificio de San Martín y Bolívar culminarían en mayo. Estará destinado a la actividad teatral. Y se instalará al menos un local gastronómico de renombre.
viernes, 14 de febrero de 2020 · 11:58

Después de un año en el que por la crisis económica el proyecto estuvo parado, en octubre del 2019 comenzaron las obras en el Cine Teatro Gran Pilar y prevén que antes de fin de año esté en funcionamiento y abierto al público.

Fue a fines del 2018 que un grupo de empresarios pilarenses adquirió el emblemático edificio de San Martín y Bolívar con el objetivo de ser el corazón de un atrasado casco histórico y, a pesar de los vaivenes económicos, finalmente decidieron darle continuidad.

Así lo expresó Gustavo Fontana, uno de los socios que está llevando adelante el proyecto quien anticipó que en mayo terminarían las obras para antes de fin de año abrir la Galería Gran Pilar como una sala teatral de primer nivel, con emprendimientos gastronómicos de renombre.

“Venimos laburando muy fuerte y a medida que se va haciendo intentamos tener cerrado qué es lo que vamos a ofrecer. Sería muy bueno tratar de abrir todo junto, el teatro y los locales gastronómicos, pero calculo que no va a ser posible tener las dos cosas a la vez. Estoy confiado de que la economía va a tomar impulso y este proyecto va a ser contagioso”, dijo en diálogo con el programa Materia Prima (FM Plaza 92.1 Mhz).

“El espacio tiene 800 butacas y es un lugar muy atractivo. Empezamos con una furia tremenda a hacer la parte de obra, teniendo en cuenta que es un teatro del año 60 y que fue alquilado por la iglesia evangélica hace 10 años atrás. Si bien las condiciones generales no son malas, hay que hacer un restyling”, agregó.

Asimismo, Fontana expresó su entusiasmo y aseguró que “estamos muy esperanzados”. “Cuento con un grupo de socios que apuntalan este proyecto y creemos que va a ser bueno para Pilar porque el casco céntrico está venido abajo y, acompañado por otras políticas, puede darle un marco al centro para que la gente vuelva a confiar en él”.

El objetivo de este grupo de empresarios es que Pilar vuelva a ser el lugar elegido por los mismos pilarenses para pasar un momento de disfrute con paseos, espectáculos teatrales y gastronomía.

Aunque todavía no confirmaron qué locales gastronómicos arribarán a la Galería Gran Pilar, sí afirmaron que posiblemente llegará “una empresa multinacional que se ha acercado prácticamente sola”. En cuanto a la oferta teatral, mantuvieron conversaciones con un reconocido productor teatral.

A su vez, el expiloto de automovilismo dejó entrever su interés en que el espacio esté abierto a distintas propuestas, sin dejar de lado los proyectos locales para darle “diversidad cultural” a la oferta de la galería.

Un verdadero icono de nuestra cultura
En 1960, con la inauguración del Cine Teatro Gran Pilar, en la esquina de San Martín y Bolívar, la ciudad ganó una nueva sala cinematográfica para los amantes de la pantalla grande. A una cuadra del pionero Cine Teatro Gran Rex, que también frente a la plaza 12 de Octubre había abierto sus puertas dos décadas antes, en 1940.
El Gran Pilar comenzó su actividad con la premiere del film de Leopoldo Torre Nilson, “Fin de Fiesta”, con Arturo García Buhr, Leonardo Favio, Graciela Borges (hoy vecina de Pilar), Lidia Lamaison, Lautaro Murúa y Emilio Guevara.
Ambas salas cinematográficas alternaban la proyección de films con relevantes obras teatrales puestas en escena por los elencos de los radioteatros de Radio del Pueblo o Porteña, de la mano del autor, intérprete y director Juan Carlos Chiappe “El Rey del Teatro”.
En una de sus obras que se titula “Por las calles de Pompeya llora el fatigo y la Mireya” creó el personaje de “Minguito” que posteriormente tuvo la interpretación de Juan Carlos Altavista.
El público pilarense de aquel entonces se deleitó viendo su eximio trabajo actoral, y entre las obras de Chiappe puestas en nuestros escenarios se destacan “La historia de Juan Barrientos Carrero del 900”, “El dolor de un gran amor”, “Paquita la del café de los Angelitos”, “Nazareno Cruz y el lobo” (en 1975, Juan José Camero –también hoy vecino de Pilar- protagonizó su memorable Nazareno a las órdenes del maestro Leonardo Favio).
El 5 de octubre de 1961, la compañía de Radioteatro de Femando Siro, junto a la primera actriz Elena Cruz, recrearon en dicho escenario, la obra de R. Valenti, “El galleguito de la cara sucia”.
Por primera vez en el Cine Teatro Gran Pilar se celebraron, en febrero de 1962, Ocho Grandes Bailes de Carnaval, amenizados por la renombrada orquesta típica del maestro Osvaldo Fresedo. Hecho que no se volvió a repetir, ya que el desnivel del piso, característico de esta sala cinematográfica, provocaba un cómico y fastidioso encuentro entre los danzarines hacia el declive del salón.
En el Gran Pilar se proyectaron los grandes estrenos que engalanaron al cine argentino, como fueron: “Un guapo del 900”, “La cigarra no es un bicho”, “Juan Moreyra”, “La Mary”, “Boquitas pintadas”, “La Patagonia rebelde” y “La tregua”, entro otras, sin dudas, época dorada del cine argentino.
A comienzos de la década del 90 la sala dejó de proyectar, para albergar espectáculos en vivo como los shows de Sergio Denis, María Marta Serra Lima, Jairo, Sandro, Enrique Pinti y Vox Dei, entre otros. 

 

 

61
8
70%
Satisfacción
15%
Esperanza
1%
Bronca
0%
Tristeza
1%
Incertidumbre
11%
Indiferencia

Comentarios