Opinión

Chau Pino

domingo, 8 de noviembre de 2020 · 08:03


Por Graciela Labale


Dormí pensando que era otra fake news, o como a mí me gusta decir, pescado podrido. Pero no, ayer cuando me desperté, tras ese acto casi involuntario de prender la radio, escuché que la noticia, esta vez, era cierta. Y ufff cómo duele.
Duele saber que ya no podremos aprender de vos, enojarnos con vos, reconciliarnos con vos y sobre todo respetarte por encima de todas las diferencias. Te fuiste por culpa de este maldito virus que te dejó “Anclao en París” como a tus personajes de “El Exilio de Gardel” y acá nos dejaste sumidos en una especie de orfandad artístico revolucionaria, sabiendo que ya no estará tu ojo atrevido para retratarlo casi todo.
Me quedo con lo mejor de vos, con ese maravilloso discurso en el debate por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito en el Senado de la Nación, pero por sobre todo me quedo con tu arte, con el Pino que inauguró el cine político en la Argentina, ese cine que se veía y se escuchaba como en misa clandestina, tanto como se devoraban los textos de Cooke, en tiempos donde había hambre de cambiar el mundo. Al igual que en los 90 y hasta en los primeros 2000, donde con tus films seguiste denunciando todo lo que los muchos quieren tapar siempre, nada dejaste de lado. 
Me quedo con tus vientos y los papeles que vuelan en “Sur” y en este sur del mundo, con el Polaco en su mejor versión y ese “muerto” de Lito Cruz que te debe estar esperando con un vinito allá arriba.
Te vas, te dejamos volar, seguro que tus vientos te acompañarán pero no te lleves todos los papeles.  Permitime que me quede con el mejor de los recuerdos. Ése de verte filmar, apasionadamente, camarita familiar en mano, una escena de “Memorias del saqueo” en la marcha del 24 de marzo de 2003 y la sorpresa de vernos mi hija, Daniela Alonso, y yo, capturadas eternamente en una de sus escenas.
Gracias Pino por habernos hecho parte de una película que es la mejor lección de economía argentina que alguien pudo dar. Y también permitime guarde un par de frases inolvidables de “El Exilio…” como esta robada a Cortázar, creo dicha por vos mismo: “hay que inventar un proyecto, debemos inventarnos cosas para hacer”; y esta otra del personaje Juan 2 por si alguna vez quiero aflojar:
 “-Tenés miedo, no querés romperte, no romper la cáscara esa que te envuelve.”
Chau Pino…  abrazo revolucionario desde esta tu tierra y sabés que alguna vez venceremos, aunque nunca terminemos la última “Tanguedia”. 
 

4
4
66%
Satisfacción
0%
Esperanza
16%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
16%
Indiferencia

Comentarios

9/11/2020 | 18:39
#0
Gran panqueque, nunca hizo nada un saltinbanqui mas! Chau!