En el Día del Voluntariado

“Ser para los demás”: El Austral reconoció a los voluntarios del Hospital Solidario

Destacó el trabajo que realizan en el hospital que funciona para enfermos de Covid sin cobertura médica. Muchos de ellos tienen sus trabajos habituales, pero dedican parte de sus días para los demás.
lunes, 5 de octubre de 2020 · 13:59

En honor a San Francisco de Asís, patrono del voluntario hospitalario, cada 4 de octubre se celebra el día del quienes prestan labores desinteresadas en el ámbito de la salud. Este año, con un sabor especial marcado por la pandemia, el hospital Austral homenajeó a los voluntarios que prestan servicios en el Hospital Solidario Covid Austral (HSC).

Emplazado en el campus universitario, en junio se inauguró un hospital monovalente de cuidados intensivos para la atención de los pacientes sin cobertura médica, así como las de prevención y control de infecciones de los profesionales que allí se desempeñen.

Desde sus inicios, además de profesionales, se sumaron diferentes voluntarios que quisieron donar su tiempo para los pacientes. Muchos de ellos tienen sus trabajos habituales, pero dedican parte de sus días para los demás. Para reconocer su trabajo, el Hospital Austral dio a conocer sus diferentes historias.

Historias
Coordinadora del Área de Bienestar del HSC, Carolina, arquitecta, se reconoce “inmensamente feliz de poder vivir este sueño, momento bisagra en mi Vida”, del que destaca el poder “brindar  alegría, fe y optimismo a los pacientes, y acompañando a nuestros recursos humanos, héroes que cada día dejan todo”.

Por su parte, Viviana, enfermera y referente de la Unidad de Terapia Intensiva Móvil del turno tarde del HSC, manifiesta que: “decidí unirme a este proyecto porque sentía la necesidad de ayudar. No podía quedarme en casa solo esperando”.

Asimismo, Nicolás, es maestro mayor de obras y trabaja en mantenimiento del HSC. Desde allí, afirma que “me encontré con un verdadero equipo equilibrado en valores, principios y compañerismo. Este ambiente me hizo sumarme de inmediato y trabajar codo a codo con enfermeros, médicos, técnicos y personal de seguridad y limpieza, complementando las experiencias y los conocimientos de todos con un objetivo común: que nuestros pacientes se lleven lo mejor de nosotros”.

 “Es un gran logro en mi vida”, expresa Alejandro, de profesión radiólogo, aunque su aporte al hospital va mucho más allá de sus conocimientos profesionales. “Me dije a mi mismo no es suficiente –relató- y es por eso que formé el primer equipo femenino de fútbol (y soy el DT) con las diversas áreas del Hospital Solidario. Pero todavía quería mejorar mi desempeño, y es por eso que cada fin de semana traigo mi saxofón y toco melodías a mis pacientes”.

En tanto que Rodrigo, es empleado de una automotriz y se desempeña en el área de mantenimiento del HSC: “son muchas cosas las que me motivaron para unirme como voluntario, pero la más importante es la poder transmitirle a mi hija el valor de ser solidario con la gente que más lo necesita y agradecer por conocer y compartir tiempo con gente maravillosa”.

Finalmente, María Daniela también es enfermera y como voluntaria cuenta que “convivimos todos los días entre la vida y la muerte. Los acompañamos en el miedo y lloramos por dentro cada vez que se quedan sin aire”.  “Y volvemos –continúa- una y otra vez a mirarlos por el vidrio, también los saludamos y festejamos. ¡Ahí estamos! Llega la hora de dejarlos ir y gozamos las despedidas de larguísima internación, de rehabilitación y de valorar lo sagrado que nos da la vida respiración”.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

6/10/2020 | 08:56
#0
Que raro el austral reconociendo al personal. si con la pandemia se canso de despedir gente sin causa.