Mensaje del párroco Jorge Ritacco para estas Fiestas Patronales

Este año, la celebración será diferente por causa de la pandemia. "No queremos dejar pasar desapercibida la Fiesta de la Madre", expresó.
lunes, 5 de octubre de 2020 · 14:14

Por Jorge Ritacco, cura párroco de la Iglesia Nuestra Señora del Pilar

Desde que estoy en la Parroquia y en el Consejo Pastoral hay una cosa que siempre les he dicho, que a mí personalmente no me gusta y me parece importante: aquella famosa frase "Siempre se hizo así y por eso lo vamos a hacer así". Porque creo que la evangelización es dinámica, tiene que salir al encuentro de todos y adaptarse a todos; pero bueno... Ya hace unos cuantos años que los días de la novena la Virgen visita y recorre las calles de nuestro pueblo, y yo quería cambiar un poco la metodología.

Pero el pueblo de Dios se ve que habla más que uno y más fuerte todavía, y tantos nos están diciendo siempre lo contrario: "¿Cuándo va a venir la Imagen de la Virgen a visitarnos?". Y las comunidades la esperan y la gente nos habla muy bien de estar en la calle o esperando el colectivo o en algún lugar, y justo pasa la Imagen de la Virgen, eso es muy conmovedor para las personas de fe... Sentir que la madre no está lejos, es como un pequeño signo de su presencia, pero es un signo muy sanador.

Este año vamos a visitar las comunidades y va a haber mucho de lo virtual con todo esto de lo online, pero no queremos dejar pasar desapercibida la Fiesta de la Madre. Estos nueve días son como para calentar el corazón y darnos cuenta de que María está con nosotros y quizás volver a valorizar la fiesta en su justa medida, porque si bien estamos preocupados porque no hay puestitos, no hay números de esto, no hay de lo otro, va a faltar tal cosa, lo importante es nuestra relación con la Madre, con la Madre del Pilar y que a lo mejor por tantas cosas la hemos perdido todo este tiempo.

 Entonces, me parece que bueno también que esta novena nos ayude a enfocarnos a mirar un poco más a María, a sentirnos sus hijos tomados en sus brazos, necesitados y pedirle a ella que nos siga ayudando. Por eso pedirle a María danos la sencillez, danos la humildad, danos el sentirnos hijos tuyos en este tiempo difícil.

 Hace muchos años yo hacía una consagración a la Virgen y le decía "Madre sosténme en tus brazos". La Virgen del Pilar sostiene a su hijo en brazos, que nos sostenga a todos nosotros en brazos. La Madre es tan Grande que nos sostiene a todos, pidámosle que, en este momento de angustia, de tristeza, de desorientación, de enojo donde afloran todas estas pasiones que aflore en nosotros el sentimiento de sentirnos hijos acompañados por la Madre.

Que el Señor nos conceda una hermosa Novena y unas hermosas fiestas patronales. Pueden ver todo por el canal de YouTube Parroquia Nuestra Señora del Pilar.

Galería de fotos

4
2
33%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
66%
Indiferencia

Comentarios