PREOCUPACIÓN VECINAL POR LA TALA DE ÁRBOLES

El Municipio abre caminos en el Pellegrini para empezar a edificar

Es parte del convenio con la Nación que había puesto en alerta a los exalumnos. Un edificio municipal, el ISFD, un polideportivo y un complejo universitario son las posibilidades.

El Municipio comenzó a talar árboles en una parte del predio del Instituto Carlos Pellegrini, con el fin de iniciar las mediciones para futuras edificaciones.
Es en el marco de un Convenio Urbanístico con la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) que el Concejo Deliberante (HCD) aprobó en febrero último, convirtiéndolo en la Ordenanza 501/19. Una normativa que despertó el alerta entre los exalumnos quienes temen la privatización del predio.
En los últimos días, los sorprendidos fueron los vecinos, al ver que las topadoras comenzaron a arrasar con la arboleda y abrirse paso hacia el interior del predio de 70 hectáreas.
Consultado por El Diario, el Jefe de Gabinete, Juan Pablo Martignone aseguró que si bien aún “no hay nada concreto, más que mediciones”, se proyecta construir allí el edificio del Instituto Superior de Formación Docente (ISFD) Nº51, un edificio municipal para albergar a todas las dependencias y terminar con el pago de alquileres, la casa del inmigrante, un polideportivo y un polo universitario que incluiría viviendas.
“Estamos abriendo caminos en la parte lateral para poder tomar mediciones y empezar a hacer el masterplan que nos permita ver dónde va a entrar cada edificio, en el marco de lo que se convenio con el ABBE”, señaló Martignone. 
Al mismo tiempo, el funcionario no descartó la posible llegada de inversión privada y remarcó que están tentando a algunas universidades para poder realizar un mix público-privado para que el segundo financie al primero. Incluso habló de algunas asociaciones deportivas interesadas en construir un centro de entrenamiento o un estadio.
“Dentro del marco legal podemos negociar con privados estas combinaciones que nos ayuden a financiar lo público”, aseguró Martignone, que cerró: “la idea es que el gobierno que esté los próximos años tenga todo ordenado de donde debe estar cada cosa”.

Dudas
Los exalumnos del Pellegrini aún siguen esperando respuestas sobre qué incluye el convenio. Pero ni con su llegada hasta el barrio porteño de Retiro, donde se encuentra el edificio del ABBE, las consiguieron.
La preocupación llegó con el nombre del convenio y se agravó con la lectura de las condiciones. La primera señala: “Las partes consideran relevante avanzar en el desarrollo de una propuesta urbanística para el inmueble”.
Si bien esta primera condición asegura que el fin debe ser el de un Polo Educativo Regional, remarca la intención de  “(…) maximizar el potencial urbanístico del inmueble, mejorar la conectividad urbana (…) de usos mixtos”.
Mientras que en la quinta remarca que la AABE “realizará (…) cualquier acto sobre el inmueble mediante subasta o licitación pública”.
Estas habilitaciones que el documento firmado por el intendente Nicolás Ducoté y el presidente del AABE, Ramón Lanús, fueron refrendadas por la mayoría oficialista y sus aliados en una sesión extraordinaria, convocada por el propio jefe comunal en febrero último.
Los exalumnos iniciaron una campaña con el slogan “el Pellegrini no se negocia”, la cual fue mermando a la espera de las respuestas y ante la quietud en la que quedó el convenio, pero seguramente se verá una nueva reacción ante el inicio de las obras. 


“Hay muchos proyectos, oficinas municipales, deportivos, pero la parte más grande debe tener destino de educación”. JUAN PABLO MARTIGNONE


70
hectáreas tiene el predio del Instituto Carlos Pellegrini. 

22
76
Comentarios Libres