Grave accidente

Cayó de un tercer piso y necesita ayuda para poder operarse

Agustín Epper tiene 26 años y es vecino de Pilar. Necesita una placa de titanio que ronda los 200 mil pesos. Reclama por la falta de insumos en el Hospital Sanguinetti.

Por Redacción Pilar a Diario 26 de junio de 2019 - 00:00

El sábado 15 de junio, Agustín Epper fue a visitar a una amiga pero, lo que suponía que sería un día para disfrutar, terminó de la peor manera. Al salir del departamento, cayó desde la abertura de un espacio común hacia un pulmón del edificio y se quebró una vértebra, por lo que ahora está internado en el Hospital Sanguinetti, a la espera de poder conseguir una placa de titanio para poder ser operado.
En diálogo con el programa Código Plaza (FM Plaza 92.1 Mhz), el joven de 26 años contó que el trágico episodio ocurrió cuando fue a visitar a una amiga, que vive en un edificio de la calle Azcuénaga. “Yo creo que el edificio no estaba habilitado, faltaban muchas cosas que hacerle y tenía varias cosas en falta, como por ejemplo la baranda al lado del pulmón del edificio por donde me caí yo”, relató.
Según contó, subió la escalera, entró al departamento de la amiga sin percatarse de que había un espacio vacío que daba a un pulmón del edificio y cuando salió, le dio la espalda a ese lugar, dio un paso en falso y cayó para atrás, desde un tercer piso.
Al caer, se quebró la cuarta vértebra “y una parte de la fractura me está cortando la piel y la otra me está pinchando el riñón”. Pero como si todo eso fuera poco, desde el sábado 15 que está internado en el Hospital Sanguinetti, en donde describió la atención como “malísima”.
“No me dan calmantes, estoy a puro dolor y como si estuviera tirado en la cama de mi casa pero en el hospital. Supuestamente no tienen insumos, pero la realidad es que tienen a una persona que está en la misma situación que yo, pero con suero, pastillas para dormir y antibióticos”, relató.
Por otro lado, el lunes 17 tenía que ir a verlo un especialista, pero no fue. La misma situación se repitió el jueves feriado por lo que estuvo toda semana con dolor. Recién ayer se acercó a verlo.
El diagnóstico que le dio el especialista fue el siguiente: “Tengo comprometida la médula, está astillada. La cuarta vértebra está rota y la quinta explotada, además de tres costillas fisuradas. Estoy inmovilizado porque no tengo la fuerza para poder pararme y que la cintura o la cadera me mantengan el cuerpo erguido”, contó Agustín.
La angustiosa espera sigue para Agustín, porque para que lo operen necesita una placa de titanio, que tiene un costo aproximado de 200 mil pesos, pero no los tiene.
Por este motivo, sus amigos comenzaron a organizar distintos eventos para intentar juntar dinero, desde fiestas hasta campeonatos de penales y parrilladas. Además, abrieron una caja de ahorro en el Banco Galicia. 


El dato
En caso de poder aportar dinero, depositarlo en la cuenta Nº 4022066-3361-1 del Banco Galicia.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar