EL HOSPITAL MATERNO OTRA VEZ BAJO LA LUPA

Muerte de una beba en el Meisner sería mala praxis

El último monitoreo fue el jueves 28. El lunes fueron para el parto pero la beba nació sin vida. Los padres dicen que el estudio ya mostraba complicaciones. No recibieron explicaciones.

Muerte de una beba en el Meisner sería mala praxis

HOSPITAL MEISNER. El caso ya está siendo investigado por la Justicia.

La muerte de una beba que debió haber nacido este lunes en el Hospital Meisner conmueve a la opinión pública y pone, una vez más, la lupa sobre el nosocomio derquino, cuyo cierre es inminente ante la apertura de la nueva maternidad. Los padres de la pequeña buscan respuestas, al tiempo que acudieron a la Justicia, afirmando que se habría tratado de un caso de mala praxis.
Cuando Cristian Donate y su esposa Clara Álvarez fueron al nosocomio para que se llevara a cabo el parto, recibieron la peor noticia: la beba estaba sin vida dentro del vientre materno, hecho por el que en su momento no recibieron mayores explicaciones.
En diálogo con El Diario, Donate indicó que “la tragedia comenzó el jueves 28, cuando fuimos con mi esposa a hacer el último monitoreo, por el que tuvimos que esperar varias horas”. Según sus palabras, en ese entonces la médica asignada no les informó sobre nada irregular, por lo que fueron enviados de vuelta a su casa, citándolos para el siguiente lunes para el parto. “Nos dijeron que ya podía ser en la nueva maternidad, porque se estaban mudando, pero finalmente fue en el Meisner”.
Sin embargo, el lunes 2 el panorama cambió en forma drástica, cuando les dieron la peor noticia: la beba estaba sin vida.

Contrapunto
Desolado, el matrimonio acudió a la Posta Sanitaria Las Lilas, centro de salud en que se habían hecho todos los estudios previos y el seguimiento del embarazo. “Llevamos el monitoreo del jueves 28 y nos dijeron que los resultados habían dado mal porque el ritmo cardíaco era muy bajo, y que en el Meisner de ninguna manera nos tendrían que haber mandado de vuelta a casa…”, asegura Cristian.
Al regresar al hospital, “estuve una hora y media y la doctora insistía en que habían dado bien. También intenté hablar con el director, pero nunca me recibió”.
El padre radicó una denuncia en la cual ya tomó intervención la Unidad Funcional de Instrucción Nº 1 de Pilar, a cargo de Raúl Casal, bajo la carátula “averiguación de causales de muerte”.
Entre el hermetismo reinante, desde el Municipio se reconoció la existencia del hecho, indicando que se trató de una “muerte fetal”, lo que confirmaría que el deceso se produjo entre el último monitoreo y la fecha de parto.
Cristian y su esposa tienen seis hijos. “Todos nacieron en el Hospital Austral –recuerda el papá- y sin complicaciones. Ahora fuimos al Meisner, pero nunca nos imaginamos que íbamos a pasar por esto”. 

2
14
Comentarios Libres