Se desconocen los motivos de su huida

Luego de seis días de angustia, Tobías apareció sano y salvo en Mar Azul

La policía lo encontró caminando en esa ciudad balnearia ayer al mediodía. Se encuentra en buen estado de salud. Había salido de su casa el pasado martes, y desde ese momento no se sabía nada de él.
martes, 5 de noviembre de 2019 · 00:00

Luego de casi seis días de búsqueda y angustia, finalmente  apareció Tobías Mazzoletti, el joven de 20 años que era buscado desde el martes pasado, cuando salió de su casa en Fátima para ir a una clase de inglés en Pilar. Lo hallaron sano y salvo cerca del mediodía de ayer, en el camino de acceso al balneario Mar Azul.
De acuerdo a lo que indicaron los investigadores, el hallazgo se produjo a partir del llamado de un vecino de la ciudad balnearia, quien aseguró haber visto a un joven con características similares a las del joven de Fátima. Así, agentes de la zona pudieron encontrarlo mientras hacía dedo en el acceso a Mar Azul, al borde de la Ruta Nº 11. Los efectivos detuvieron al joven a un costado de la ruta y enviaron las imágenes a un Centro de Monitoreo, donde la familia confirmó la identidad.
La Secretaría de Seguridad de Villa Gesell, a cargo de Mauricio Andersen, informó que “el joven fue captado por las cámaras de seguridad del distrito que circulaba en el acceso a Mar Azul, por lo que rápidamente se mandó un móvil policial para certificar que era Mazzoletti, quien estaba desaparecido desde hace una semana”.
De inmediato se encontró con su mamá (Mónica) y su hermano (Maximiliano), quienes habían viajado con el fin de recorrer la costa atlántica para ver si lo encontraban. A su vez, de manera preventiva fue trasladado hasta el Hospital de Villa Gesell, en donde se le realizó un chequeo médico, aunque rápidamente confirmaron que se encuentra en buen estado de salud.
Luego de su aparición, fue su prima Agustina quien se expresó por las redes sociales, señalando: “Queremos dar las gracias a todas las personas que difundieron su foto, a quienes nos dieron una mano y a toda la policía que se movió para encontrarlo ¡Muchísimas gracias!”. A su vez señaló: “seguramente él debe estar atravesando por un conflicto interno, pero ahora nosotros trataremos de ayudarlo”.
Hasta anoche, al cierre de la presente edición, nada se había informado sobre los motivos de su huida. Su hermano Maximiliano confirmó a la prensa que Tobías no había mantenido discusiones con nadie y que se encontraba de buen humor en el último contacto entre ellos. También calificó al chico como alguien “muy emocional” y que solía deprimirse mucho cuando se peleaba con su ex novia, Luciana. La relación entre ambos, de hecho, se había finalizado el mes anterior.

Recorrido
Tobías Mazzoletti había salido el martes 29 de octubre, cerca de las 17.30, de su casa de Fátima para ir a clases de inglés en Oriol College, academia ubicada sobre la calle Fermín Gamboa al 500, en pleno centro de Pilar.
Según se fue reconstruyendo luego, el joven había dicho que era posible que se quedara a dormir en la casa de una amiga, para lo cual se llevó una muda de ropa. Sin embargo, desde ese momento no se supo más nada de él.
Alarmada porque no regresaba, su madre intentó comunicarse, pero el teléfono ya estaba apagado. Luego, sus familiares y amigos corroboraron que su última hora de conexión y actividad en redes sociales, coincidía con el horario en el que salió de su vivienda. Por otra parte, en la academia de inglés confirmaron que Tobías nunca había llegado a clases.
Tras radicar la denuncia en el destacamento de Fátima, comenzó una intensa búsqueda, que incluyó el análisis de cámaras de seguridad, además de rastrillajes con perros el pasado fin de semana, tanto en Pilar centro como en el barrio Pellegrini, donde se suponía que podía estar.
Tobías se subió a un ómnibus el mismo martes por la noche en la estación de Retiro. Su destino fue la ciudad de Santa Teresita, en la Costa Atlántica, adonde arribó el miércoles cerca de las 5 de la mañana. Después, se estima que se trasladó a pie por la playa hasta Mar de Ajó y desde esa ciudad se tomó un nuevo micro, el miércoles al mediodía, hasta la ciudad de Villa Gesell. 


Los motivos 
Se estima que en el transcurso de los próximos días, Tobías se someterá a consultas con especialistas para poder tratar los motivos que lo llevaron a desaparecer de su domicilio y mantenerse incomunicado con su familia y sus amigos durante seis días.
En principio su hermano dijo que se trata de un una personal “muy emocional” y que solía deprimirse mucho cuando se peleaba con su ex novia, Luciana. La relación entre ambos, de hecho, se había finalizado el mes anterior.
 

23
39

Comentarios