A pesar de los reclamos

Vecinos de Alberti llevan 100 días atrapados por una obra

El Municipio inició el asfalto en tres cuadras de la calle Los Laureles y abandonó los trabajos. Los frentistas no pueden entrar sus rodados y deben dejarlos en las esquina. Además las veredas fueron rotas y así permanecen.
lunes, 25 de noviembre de 2019 · 17:52

Los vecinos de la calle Los Laureles de Manuel Alberti sigue encerrados por una obra de asfalto inconclusa que tiene las calles obstaculizadas y las veredas rotas desde hace más de tres meses.

Se tratan de 300 metros de la arteria, entre Perón y Los Olivos, tras el primer reclamo público, el pasado 30 de octubre, volvieron las máquinas al lugar, pero lejos de dar soluciones, volvieron a dejar todo a medias y retirarse.

“Hace más de tres meses que un día llegué a mi casa y tuve la grata noticia de que iban a asfaltar la calle, aunque fue sin aviso y cortaron con montículos de tierra el paso, me puse contenta y dije no importa no poder entrar el auto”, expresó una de las vecinas perjudicadas, Jesica.

La mujer llamó a FM Plaza (92.1 Mhz) y contó la problemática en la sección “El Quejódromo” del programa Materia Prima (lunes a viernes de 8 a 10).

“Rompieron veredas, dejaron hierros que no se puede pasar con los autos, tenemos que dejarlos en la esquina o a la vuelta. No podemos recibir visitas y hay que entrar a las casas haciendo malabares”, aseguró la frentista.

Al mismo tiempo, contó que se reunieron con el resto de los vecinos e hicieron numerosos reclamos y afirmó: “llamamos al Municipio y nos dicen que no nos pueden dar información telefónica, que tenemos que acercarnos personalmente y que la obra va a continuar pero no saben cuándo”.

 

Perjudicados

Otra frentista que reclamó el perjuicio que le causó el bloqueo de su calle por más de 100 días, fue la comerciante Alejandra Las Heras que a diferencia de Jesica, no tiene el auto afuera, pero tampoco puede usarlo.

“Tengo el coche encerrado porque nos dejaron la tosca bloqueando la calle”, mientras que expresó la problemática de su local: “no entran los proveedores, no entra un remís, no puede pasar una patrulla, ni una ambulancia, nos dejaron aislados y corriendo riesgo”.

Pero además la mujer denunció que al ir a reclamar a la delegación municipal de la localidad, no solo se encontró con falta de respuestas:  “el delegado me maltrató y entonces fui al Municipio y me dijeron que iban a llamarme, pero nunca lo hicieron”, enfatizó.

Como si el quedar bloqueado fuera poco, Alejandra contó: “me rompieron toda la vereda que había hecho yo, no el municipio y como la gente entra al comercio y pasa, me tuve que gastar $5.000 para hacer al menos un contrapiso porque era imposible poder trabajar”.

4
1
28%
Satisfacción
7%
Esperanza
35%
Bronca
14%
Tristeza
14%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios