Un combo explosivo

Peruzzotti, un barrio en conflicto

Los vecinos piden respuestas ante la falta de colectivos, ligada a una obra de asfalto que nunca se terminó.También reclaman por la instalación de una planta cloacal.
martes, 24 de abril de 2018 · 00:00

Desde hace poco más de dos semanas el colectivo de la línea 511 no ingresa al barrio Peruzzotti y los vecinos deben caminar hasta 15 cuadras para poder viajar a sus lugares de trabajo. Otra vez.
La problemática, que no es nueva, viene siendo arrastrada desde hace meses, cuando la empresa de colectivos denunció que los frentistas de las calles alternativas por donde desviaron el recorrido, cortaban las calles y apedreaban las unidades para que no rompieran sus asfaltos.
El cambio de ruta se debe a otro problema del que los vecinos aseguran estar “cansados”: la obra de la calle O’Higgins que comenzó en octubre del año pasado y todavía no fue terminada.
A estos inconvenientes que desordenan la vida de los habitantes de Peruzzotti, se le sumó el rechazo a la instalación de un planta cloacal que pretenden instalar en pleno barrio, en el marco de las obras del Plan Nacional de Hábitat.
El reclamo central es la falta de transporte público: “Es la sexta vez que deja de pasar el colectivo por el barrio y tenemos que caminar hasta la ruta 28 para tomarlo y poder llegar a trabajar”, reclamó Enrique, uno de los vecinos afectados por la decisión tomada por la empresa y las autoridades municipales.
Las promesas desde el Municipio fueron que las calles afectadas por el cambio de recorrido, serían constantemente mantenidas en estado para que ni hubiera problemas con los vecinos. 
En medio de los reclamos, Érica, otra vecina afectada explicó que no solo la falta de colectivos es preocupante para quienes salen muy temprano, cuando todavía es de noche y deben caminar hasta la ruta 28, donde además tampoco hay garita. “La que estaba en O’Higgins y ruta 28, hace seis meses la chocó un colectivo y nunca la repusieron”, explicó la joven.
Pero la falta de colectivos es producto de la obra que lleva más de siete meses sin completarse, que es justamente la reconstrucción de la calle O’Higgins. Esos trabajos que durante el verano estuvieron estancados, todavía tienen un tramo de más de 50 metros sin finalizar.
“Hay mucha agua, montículos de tierra, pozos abiertos, es un peligro la obra que va muy lenta”, explicó Érica.
A estos inconvenientes, los vecinos siguen exigiendo los informes de impacto ambiental de la planta cloacal que pretenden instalar en el barrio: “No nos toman en serio, no nos dan la información que estamos requiriendo para saber de qué se trata y ahora nos dicen que analizan. 


Fines
En la Biblioteca Palabras del Alma, ubicada en Peruzzotti, fue en la única sede del Plan Fines a la que no le asignaron profesores y recién ayer fueron cubiertas todas las horas con docentes.

Noticias Relacionadas

17
5

Comentarios

24/4/2018 | 11:56
#1
Todos reclamamos lo mismo con las pasadas elecciones Pero ya pasaron meses y ni siquiera proyecto de obra instalada hay... Qué Pena. se ve que lo del timbreo es puro marketing. Es raro que si para countrys y barrios privados, se hicieron obras con dinero privado, No se hayan hecho esas obras con dinero publico para los demás MUUUUUUUUUY RAROOOOOO