Unos 3 mil chicos se quedarán sin jardín

Es lo que calculan desde la jefatura de inspectores. Es por falta de vacantes. Largas filas por un lugar.

17 de noviembre de 2015 - 00:00
En Pilar, alrededor de 3 mil chicos de entre 2 y 5 años no podrán ingresar al Jardín de Infantes el año próximo, debido a la falta de vacantes. A pesar de que se anunció la apertura de nuevos edificios, la demanda continúa en aumento y ya se observan las largas filas de padres en las veredas de las instituciones de gestión pública.
La cifra estimativa fue entregada a El Diario por la Inspectora Jefa Distrital, Marcia González. Cabe recordar que para el presente ciclo lectivo fueron alrededor de 2.600 chicos los que no consiguieron su vacante.
El problema incumbe tanto al sector público como al privado, aunque en diferentes momentos del año: en la gestión privada ya es habitual ver colgados los letreros de “No hay vacantes” en agosto o septiembre, lugares que se ocupan casi en su totalidad por hermanos.
No obstante, en las escuelas públicas las inscripciones acaban de comenzar pero el panorama no ha variado: gente que forma fila desde la madrugada, incluso desde la noche anterior, con la esperanza de conseguir una vacante. Para muchas familias, quedarse sin lugar significa directamente la no escolarización de sus hijos.
“El Nivel Inicial siempre es el más complicado”, admitió González. Con respecto a la problemática de las inscripciones, recordó la normativa vigente: el decreto 22/99 o Reglamento General de Escuelas. En su artículo 130, la norma expresa que el orden de prioridades es el siguiente: articulación pedagógica con otra institución (algo que en Pilar no está funcionando), hermanos de alumnos regulares, cercanía de domicilio acreditada, hijos de personal docente y no docente, sorteo público e inscriptos fuera de término.
“Queremos que se aplique definitivamente, que se conozca, así hay igualdad de condiciones y los padres no necesitan hacer un día de cola para poder anotar a sus hijos. No es por orden de llegada, a pesar de que está instalado”, indicó la jefa de inspectores, agregando que “tratamos de resolverlo aplicando el mejor criterio posible”.
Las zonas críticas son Presidente Derqui, Pilar centro y Villa Rosa. Además, las secciones prioritarias son las salas de 4 y 5 años, cuando la enseñanza ya es obligatoria, no así las salas de 2 y 3 años. “Hay que garantizar que al menos los más grandes ingresen, un chico no puede entrar a la Primaria sin haber pasado por el Preescolar”, dijo González.

Espera
Ayer, las filas ya habían comenzado. Uno de los sitios más concurridos cada año es el Jardín 901, del centro de Pilar. Allí, la gente comenzó a ocupar la vereda a la madrugada. Sin embargo, el sistema es algo más benévolo que en años anteriores: “Vine a las 6 y me dieron un número, para que volviera al mediodía y no tuviera que estar toda la mañana esperando”, comentó a El Diario una de las madres que hacía cola, mientras el termómetro marcaba una temperatura cercana a los 30 grados.
En cambio, la situación es más aliviada en Primaria y Secundaria, donde –si bien la demanda también excede a la oferta- pueden conseguirse vacantes. De hecho, en el último año abrieron 18 nuevas secciones de secundaria en diversos edificios, y se sumarán cuatro más. 
 
5
Jardines nuevos abrirán sus puertas el año próximo, aunque la cantidad sigue siendo insuficiente.

“Hay que garantizar que al menos los más grandes ingresen, un chico no puede entrar a la Primaria sin haber pasado por el Preescolar”.
MARCIA GONZÁLEZ.
Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar