Una vez más, comenzaron a limpiar un conflictivo basural en Derqui

El saneamiento está a cargo del Municipio de José C. Paz, desde donde provienen los camiones que arrojan residuos. Hay vecinos de la zona con problemas respiratorios por la quema.
sábado, 24 de agosto de 2013 · 00:00

Comenzaron ayer los trabajos de limpieza del basural que se encuentra a pocos metros del arroyo Pinazo, límite entre Moreno, Pilar y José C. Paz. La tarea fue encabezada por el Municipio del ultimo, cuyas autoridades asumieron la responsabilidad del crecimiento del basural que ha provocado problemas de salud entre los habitantes de la zona, en particular la de un pequeño que permanece internado con inconvenientes respiratorios.

Según explicó la directora de Higiene Urbana de Derqui, Inés Ricci, además de los vecinos y particulares, la basura proviene de camiones pertenecientes al Municipio de José C. Paz que conservan el nombre de su exintendente, Mario Ishii.

Como prueba, cuenta con fotografías que dan cuenta de los líquidos y residuos que estos camiones desobstructores vertían en el arroyo, donde también se suelen encontrar animales muertos, al igual que se registran quemas por parte de gente que revisa la basura del lugar.

Hace poco menos de un año, el Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable (OPDS) clausuró el lugar, pero al poco tiempo comenzó a recibir nuevamente basura, haciéndose un colchón de residuos.

Según la dirección derquina que se encarga de mantener la higiene de sus calles, se debió a la falta de control y de la custodia de la zona.

Luego de entablar conversaciones con funcionarios de José C. Paz, que se comprometieron a limpiar el predio, Ricci indicó que también ellos vigilarán el arroyo que hace las veces de frontera: “vamos a mantener un control estricto, a ver si continúan la limpieza porque es mucho el trabajo, y ver que los camiones del Municipio no tiren basura”.

 

Zona amenazada

La titular de Higiene Urbana de Derqui recordó un episodio generado por el basural, que pudo haber sido tragedia: “Hace unos meses atrás tuvimos un triple accidente entre un colectivo, un micro escolar y un auto. Fue porque había niebla y el humo sumado, no permitían ver nada. Un auto cayo a un zanjón de este lado del arroyo”. Luego de este episodio, los directivos del colegio Cardenal Copello, junto a vecinos de los barrios María Rosa, Villa Luján y Santa Ana, habían propuesto cortar la ruta, decisión que fue declinada luego que desde el Municipio vecino se abrieran las puertas para el diálogo.

Es que según la palabra de las personas que permanecen durante varias horas del día en la zona, “el olor es impresionante en todos lados, de noche es muy fuerte, porque no sabemos qué tipo de líquidos traen, si sacan de una fábrica o de alcantarillas”.

A su vez, un estudiante del colegio Copello de 9 años continúa internado debido a que su cuadro de asma se agravó luego que el humo y las emanaciones de la basura incendiada alcanzaran con gran intensidad al edificio de la institución educativa.

 

Comentarios