Fuerte temporal y anegamientos

Cayeron 40 milímetros que provocaron inundaciones de calles en varios puntos del distrito. En algunos casos el agua ingresó a casas y negocios. También hubo granizo leve.
miércoles, 29 de mayo de 2013 · 00:00

Un fuerte temporal de lluvia y un granizo leve y pequeño solo en algunas zonas, se desató poco antes del mediodía de ayer en Pilar. Además, afectó a toda el área metropolitana.

En nuestra ciudad provocó cortes de luz y anegamientos de calles, en distintos barrios, en algunos casos con autos cubiertos por el agua.

En total, cayeron 40 milímetros de lluvia, 35 de los cuales lo hicieron en poco más de una hora. Esto fue suficiente para que se viviera una historia largamente conocida en Pilar: calles anegadas, sobre todo en el centro, en la calle El Petrel (uno de los accesos al Parque Industrial), calle Las Magnolias (kilómetro 50) y demás puntos del distrito.

Sin embargo, el agua escurrió en pocos minutos y no hubo que lamentar consecuencias graves como en otras oportunidades.

El fenómeno que afectó a la provincia de Buenos Aires de oeste a este “no es comparable con la tormenta del 2 de abril pasado pero fue la más intensa desde ese evento. Tal como lo habíamos anunciado con dos alertas ayer (por el lunes) a la noche y esta mañana. El fenómeno fue verdaderamente intenso y corto en el tiempo”, señalaron desde el Servicio Metereológico Nacional.

En tanto, la autopista Panamericana presentaba algunos tramos totalmente anegados, lo que derivó en un serio congestionamiento en el Acceso Norte de la Ciudad de Buenos Aires, al igual que en la avenida General Paz, donde se produjeron serios inconvenientes y demoras en la  circulación.

En el centro de Pilar, el desborde de algunas calles hizo que el agua ingresara a algunas viviendas y locales comerciales, sobre todo potenciado por el paso de vehículos.

En el centro, la calle Rivadavia se vio cubierta de agua de punta a punta, lo mismo que la esquina de Ituzaingó y ruta 8, donde la inundación arrastró un auto y tapó a otros dos que estaban estacionados.

También hubo complicaciones en El Petrel y en Las Magnolias, como así también en el principal acceso al barrio Pinazo, que quedó totalmente tapado por el agua. A su vez en Villa Rosa, una de las zonas más críticas fue frente a la estación de trenes de la localidad, donde el agua llegó hasta la altura del capó de los autos. 

 

Comentarios