Realizaron estudios clave para saber si hay contaminación en quintas

Se relevaron 15 predios de la zona de Parque Irízar. Las muestras serán analizadas en el INTA. Es ante el peligro que representan los agroquímicos. Se prepara una ordenanza que regule su uso.
 
sábado, 9 de marzo de 2013 · 00:00

 

por Alejandro Lafourcade a.lafourcade@pilaradiario.com

 

Con el objetivo de conocer las características de los productos que se utilizan para fumigar quintas de frutas, verduras y hortalizas, el Municipio decidió llevar a cabo una serie de estudios en quintas, para así determinar si quienes manipulan los alimentos, y aún quienes los consumen, tienen a su salud en peligro.

Dicho estudio debía ser realizado por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), a partir de la firma de un convenio entre la entidad y el Municipio. No obstante, por cambios de autoridades y burocracia demoraron las acciones, por lo que en Pilar se decidieron a poner manos a la obra antes de seguir con dilaciones.

“Como en el INTA tenían un problema de logística y se iba demorando, capacitamos gente nuestra que finalmente tomó las muestras en las quintas que habíamos previsto”, explicó a El Diario Jorge Del Río, titular del área de Salud Ambiental.

Así, en los últimos días se tomaron muestras en quintas de frutillas y tomates, tal como estaba diseñado en el proyecto. Como comentó Del Río, dichas muestras “ya están en poder del INTA, vamos a ver cuándo nos dan los resultados. Tienen sus tiempos, hay cosas que no podemos acelerar, a pesar de que trabajan bien”, agregando en este sentido que “las muestras y resultados son confiables totalmente, el INTA tiene laboratorios muy importantes”.

 

Relevadas

En total, fueron quince las quintas relevadas, todas ellas ubicadas en la zona de Parque Almirante Irízar. “Quisimos tomar una cantidad importante para que sirva el trabajo. La muestra tiene que ser significativa”, indicó el médico y funcionario.

La intención del Estado municipal es determinar qué productos agroquímicos se utilizan, en qué cantidades y, fundamentalmente, si son o no perjudiciales para la salud de la población. “Sobre todo para los mismos quinteros –señaló Del Río-, que son los que están en permanente contacto con los productos, así como para sus familias. En las quintas suelen trabajar también las esposas (a veces embarazadas) e hijos, siendo los que más sufren los daños por intoxicación con algún metal pesado”.

Sobre esto, añadió que previo a los trabajos “ya habíamos tenido una reunión con los quinteros, por lo que sabían que se tomarían las muestras. En caso de notar algo malo les pediremos que lo corrijan, saben que es para protegerlos a ellos y al resto de la población”.

Y agregó: “Estamos a la espera de los resultados, nosotros ya hicimos nuestro trabajo, a pesar de que les correspondía a ellos, pero contamos con su buena predisposición y su visto bueno”.

 

Normativas

En los últimos tiempos, el uso de agroquímicos también ha despertado la atención de entidades como la Defensoría del Pueblo de la Provincia, entidad que emitió actuaciones desde 2011, a partir del conocimiento de casos, entre ellos el de un menor de la localidad de Mercedes que contrajo leucemia, según la denuncia a raíz de las fumigaciones aéreas con agroquímicos que se efectúan en esa ciudad.

Mientras tanto, en el área de Salud Ambiental se aspira a que este año se apruebe una ordenanza que regule el uso de agroquímicos en el distrito, normativa que ya está vigente en municipios cercanos como Luján y Vicente López.

En el área están divididos en grupos, trabajando en las ordenanzas de fumigación y perforaciones para obtener agua de las napas. En este último punto, se espera crear un registro especial, para lo cual ya se mantuvieron reuniones con la Autoridad del Agua (ADA).

 

 

15

Fueron las quintas de frutillas y tomates relevadas en Parque Irízar, para saber si allí se usan agroquímicos perjudiciales para la salud.

 

 

El dato
Semanas atrás, la Secretaría de Salud Ambiental del Municipio se presentó a un concurso internacional organizado en España por la Fundación MAPFRE, dedicado a proyectos de salud y ambiente. El trabajo se refiere a la minimización del riesgo por aplicación de agroquímicos en cultivos de hortícolas.

 

 

Comentarios