El esfuerzo de un grupo de amigos se coronó luego de 10 años

Se inauguró en forma oficial la Casa de Abrigo, un refugio destinado a víctimas de violencia familiar. Fue impulsado por jóvenes de Pilar, apoyado por famosos y por el Municipio.
 
viernes, 8 de marzo de 2013 · 00:00

En la tarde de ayer, fue oficialmente inaugurada la Casa de Abrigo, un refugio para las víctimas de violencia familiar que sustentará el Municipio. Se levantó gracias a un convenio entre el Estado pilarense y la ONG Amigos del Alma.

El edificio está ubicado en Manzanares, pero por razones de seguridad y de preservar a quienes necesiten ser asistidos allí, la presentación se realizó en un salón de eventos ubicado en el kilómetro 47,5 de la Panamericana.

El hogar tiene capacidad para 27 personas en situación de riesgo, que llegarán derivadas por la Justicia.

Horas antes de la presentación del edificio, la presidenta de la ONG, Marilina Villarejo, habló con el programa Código Plaza, de FM Plaza.

“Es una idea que nació hace 10 años debido a una necesidad que vio un grupo de jóvenes pilarenses en la zona, es un lugar donde se pueden refugiar o contener a víctimas de violencia familiar”, explicó la mujer.

Villarejo contó que tras fundar la ONG le presentaron el proyecto al intendente Humberto Zúccaro y firmaron un convenio con el Municipio.

“Amigos del Alma siempre sostuvo que estas temáticas deben ser llevadas adelante por políticas públicas y no por ONG solamente y venimos trabajando perfectamente junto al Municipio desde hace 10 años, a pesar de que uno siempre tiene sus dudas cuando se trata de trabajar con el Estado” y agregó: “pero la verdad que fue una experiencia hermosa y hoy vemos el fruto de nuestro trabajo con la inauguración de la Casa de Abrigo”.

 

Función

Según remarcó la mujer, en la Casa de Abrigo recibirán a víctimas de violencia familiar en riesgo: “le daremos un lugar donde puedan esperar la determinación de la Justicia, que el agresor sea excluido de su hogar o se encuentre la casa de un familiar directo donde ir” y agregó: “mientras se da esto estará en nuestro hogar”.

Al mismo tiempo, Villarejo aseguró que la Casa de Abrigo no será un hogar permanente sino de tránsito: “no se van a quedar 2 o 3 años, solo hasta que la persona o la situación se acomode” y aclaró: “serán derivados desde un juzgado y con la intervención de la Dirección de Niñez Adolescencia y Familia del Municipio”.

Por otra parte, la presidenta de la ONG detalló cómo se construyó el edificio y de qué manera se sustentará. “El Municipio nos dio el lote y la mano de obra y Amigos del Alma puso los materiales y el equipamiento completo de la casa que tiene 500 metros cuadrados” y agregó: “ahora seguiremos trabajando juntos, nosotros con las necesidades que van a ir surgiendo y el Municipio se hará cargo de los sueldos”.

En ese sentido, Villarejo explicó: “porque sería una irresponsabilidad de nuestra parte querer hacernos cargo del mantenimiento ya que una ONG hoy está y mañana puede no estar”.

 

 

Colaboración
Las personas interesadas en colaborar con el proyecto Casa de Abrigo pueden hacerlo a través de la web: www.amigosdelalma.org.ar

 

Comentarios