Dinero y trabajo, las metas de los pilarenses para el 2013

Una encuesta de El Diario reveló que un 33% se propone alcanzar mejoras laborales y aumentar sus ingresos en el año que comienza. Las mudanzas y reformas hogareñas, en tercer lugar.
miércoles, 2 de enero de 2013 · 00:00

FOTO: DE IZQ. A DER.:

ARRIBA:

José Luis González. Carnicero. Pilar. “Sumar un trabajo nuevo, como casero. Quiero mejorar mis ingresos, hoy en día con un solo trabajo no es suficiente, en casa somos seis y soy el único que trabaja”. 

Alberto Moreira. Comerciante. Pilar. “Tomar las cosas con mayor serenidad. De eso depende la salud, la convivencia, en definitiva, tiene una repercusión social. Tratar y dialogar las cosas más razonablemente”. 

Graciela Olarzabal. Zelaya. “Mi meta para este año es conseguir un trabajo. Por suerte, ya estoy por tener un empleo en tareas de limpieza y seguridad. Hace un año que estaba buscando”.  

José Quispe. Presidente Derqui. “Me gustaría conseguir otro trabajo. Actualmente trabajo en la construcción pero no me convence, me gustaría trabajar en una fábrica del Parque, ganar mejor”.

ABAJO:

Nélida Domínguez. Del Viso. “Mi meta para el año 2013 es que de una vez me salga la jubilación. En mi casa solo trabaja mi marido, que es discapacitado y por eso el dinero no alcanza”. 

Mauro Ruiz. Villa Rosa. “Tener trabajo. Hago changas porque a mi edad, tengo 47 años, ya no me toman en ningún lado. Y eso que a esta edad uno es más responsable que un joven”. 

Ofelia Alcántara. Los Cachorros. “Mi objetivo para este año es conseguir trabajo para hacer desde mi casa porque tengo una hija discapacitada y mi marido es el único sostén”. 

Patricia Barrionuevo. Manuel Alberti. “Me puse como objetivo para el 2013, terminar mi casa, donde actualmente vivo junto con mi marido y mis dos hijas”. 

 

por Celeste Lafourcade

c.lafourcade@pilaradiario.com 

 

Ni salud, ni amor. Dinero y trabajo. Por esos carriles transitan las máximas metas para los pilarenses en este 2013. Así lo manifestaron a través de una encuesta publicada en el sitio www.pilaradiario.com.ar donde “mejorar los ingresos” y “conseguir o cambiar de trabajo” se quedaron, en total, con el 33% de las respuestas. La primera opción alcanzó un 17% de los votos, mientras que la segunda se quedó con el 16%.

Emparentadas, las respuestas unieron a desempleados, a quienes teniendo trabajo se proponen cambiar a una mejor propuesta, a los que buscan sumar uno nuevo en las horas libres y los que simplemente quieren ver más abultadas sus billeteras. Todo sea por pelearle cuerpo a cuerpo a la inflación y al aumento en el costo de vida.

“Tengo trabajo, soy pintor, pero estoy por comprarme un auto y voy a ponerme a trabajar de remisero, hoy no se puede tener un solo trabajo”, afirmó Orlando Barrios de Presidente Derqui, consultado por El Diario sobre sus metas para este 2013.

El objetivo no distingue géneros y atraviesa a hombres y mujeres por igual. Del mismo modo, Carmen Rojas, de Del Viso, desempleada, aseguró que “conseguir trabajo” es su máxima meta. “Tengo una nena que la tengo que operar, este año después de operarla quiero conseguir trabajo de mucama, de lo que sea, tengo 8 hijos y 6 de ellos todavía viven conmigo, soy el único sostén del hogar”, explicó.

“Que mi marido tenga un buen trabajo”, sumó Valeria Castillo, de Presidente Derqui, cuyo esposo se dedica a la reparación de cubiertas de bicicleta y según ella “no se valora económicamente el trabajo que hace”.

 

Panorama

Lo reflejado por la encuesta, al menos en los que respecta al plano laboral, encuentra sustento en el panorama ofrecido por consultoras y agencias de empleo de Pilar que ya entrado el segundo semestre del 2012 hablaban de una caída en la contratación del personal del 70%  respecto del año pasado.

La incertidumbre respecto a lo que pueda suceder con la economía y las trabas a las importaciones son dos de los motivos más fuertes que explican el fenómeno. A la merma de la oferta se le sumó, además, un notable incremento en la cantidad de postulantes de todas las edades.

 

La falta de oportunidades laborales no es patrimonio exclusivo de quienes pasaron la barrera de los 40. Entre los jóvenes se repite la tendencia en los deseos para el 2013. Tal es el caso de José Quispe, de 21 años, que manifestó: “me gustaría conseguir otro trabajo”. Y aclaró que “actualmente trabajo en la construcción pero no me convence, me gustaría trabajar en una fábrica del Parque, ganar mejor”. 

 

Puertas adentro

 

Reformas y mudanzas ocuparon el tercer lugar en el ranking de propósitos para el año que comienza a palpitarse. El 14% de quienes participaron de la encuesta manifestaron que su prioridad para el 2013 es la de mudarse o arreglar su casa. 

La salud, en tanto, se quedó con el cuarto lugar. Un 13% de los encuestados afirmó que en adelante colocará el acento en ella, aumentando los cuidados.

El destino postergado, la deuda pendiente, el viaje que sigue en deuda se ubica en la mitad del ranking con el 12% de las adhesiones. Dicha cantidad de votantes colocó la opción “viajar” como prioritaria para este año.

Lo que respecta al rubro automotriz, en tanto, parece no estar dentro de las prioridades de los pilarenses al menos para este año. Apenas un 8% indicó que se dedicará a cambiar o a adquirir un automotor en los próximos 12 meses.

 

Los menos

El estudio, el esparcimiento y las relaciones de pareja ocupan, al menos en el presente, el último lugar en la escala de necesidades de los pilarenses.

De acuerdo con los datos de la encuesta, volver a las aulas para iniciar o retomar estudios resultó ser la máxima aspiración de apenas el 4% de los votantes.

Aumentar el tiempo dedicado a uno mismo, al esparcimiento y en definitiva, a las actividades placenteras solo resulta indispensable para el 3% de los encuestados.

Por último, los pilarenses parecen haber adherido sin reparos a la frase “no se puede vivir del amor”. Frente al 33% que, entre cambiar de trabajo y mejorar los ingresos puso el acento en lo material, conseguir o cambiar de pareja cosechó un escaso 2% de votos, ubicándose último en la pirámide de deseos para el 2013.


17%

afirmó que su máxima aspiración es mejorar sus ingresos. Un 16% le apuntó a conseguir o cambiar de trabajo.

 

Lo sexto, es la familia 

En la mitad para abajo del ranking de metas –con un 11%- se ubicaron los afectos. Solo uno de cada diez pilarenses aseguró que sus energías estarán enfocadas en dedicarle más tiempo a los suyos en este 2013, por debajo de los viajes, el dinero, el trabajo, la casa, los autos y la salud.

En tiempos de sobreabundancia de oferta espiritual que llega en forma de libros, programas de televisión, cursos y gurúes, las necesidades materiales siguen ganando la batalla.

No obstante, entre quienes priorizan los afectos, la búsqueda de la paz familiar es el propósito más recurrente.

“Me propongo seguir sembrando la paz en la familia para que no haya nada que desarme la armonía”, expresó María Mercedes V. a El Diario. En el mismo sentido, Belén Esnaola afirmó que su meta pasa por “la armonía familiar”. En lo que a su tarea respecta, se propuso “acompañar a toda mi familia para que siga creciendo, hace rato que le trato de dedicar más tiempo, calidad de tiempo”.

Comentarios