Manzanares: 14 horas sin luz y bronca entre los vecinos

El corte se inició el martes a las 22 y volvió ayer al mediodía. En varias zonas hubo bajas de tensión y microcortes. Bronca e indignación entre los frentistas.
jueves, 17 de enero de 2013 · 00:00

Esta vez le tocó a la localidad de Manzanares donde cientos de vecinos pasaron la noche sin refrigeración ni agua debido a los cortes de luz que afectaron a buena parte de la zona a partir de las 22 del día martes.

El centro de Manzanares, al igual que varios de los barrios cerrados de los alrededores fueron los puntos afectados por la interrupción del servicio que en muchos casos se extendió hasta el mediodía del día de ayer.

En otros sectores, los cortes no llegaron a concretarse pero sí se registraron bajas de tensión capaces de averiar cualquiera de los electrodomésticos del hogar y que imposibilitaban el uso de ventiladores, aires acondicionados y bombas de agua.

La situación se extendió al barrio El Panchito donde entre las 20 y 22 se registraron sucesivos microcortes en el suministro de energía.

También se vio afectado el barrio Soles del Pilar, Estancias del Pilar y parte de Del Viso.

 

 

Sin dormir 

 

“Llegué a casa a las 21 y ya el guardia de la garita me advirtió que durante toda la tarde se habían estado produciendo cortes intermitentes en el suministro, por lo cual me sugirió que desconecte al llegar los electrodomésticos más comprometidos como heladera, TV, acondicionadores de aire, etc”, contó a El Diario Sebastián Fumagalli, vecino del barrio Casas del Alto de Manzanares. El hombre se tomó el trabajo de controlar con su propio aparato de medición la tensión de su vivienda que determinó que cerca de las 23 la misma era de apenas 130 volts, imagen que más tarde subió a la red social Twitter. 

“Con ese nivel de energía eléctrica insuficiente, ningún equipo electrónico funcionaba, incluso la iluminación del barrio (que posee lámparas de descarga) no llegaba a encender, tampoco la planta potabilizadora, por lo cual nos quedamos a oscuras, sin agua, sin cámaras ni perímetro”, agregó.

Según el usuario debido a la situación que se extendió durante toda la noche “no pudimos dormir por el calor y la situación atípica de estar sin luz en los alrededores”, incluso agregó que “de noche podíamos escuchar cómo algunos vecinos debían dirigirse a la pileta para, con baldes, poder llevar algo de agua para el depósito del baño mínimamente”.

En tanto que durante la mañana de ayer, la situación lejos de mejorar, empeoró: la tensión llegó a 80 volts antes de producirse un corte que hasta pasado el mediodía seguía afectando al barrio.

“Esto es una constante en nuestro querido Manzanares, todos los días encontramos en la casa los relojes desprogramados señalando que en algún momento se cortó el suministro”, apuntó Fumagalli. Y en este sentido, recordó los altos montos de dinero que abona a Edenor por el servicio: “con una factura de 700Kw por $700 me parece un despropósito, finalmente, gracias a estos servicios deficientes y carísimos tener que vivir como la familia Ingalls pero pagando como Donald Trump”.

 

Respuesta

Consultado por la situación que afectó a Manzanares, desde Edenor explicaron a El Diario que los cortes se produjeron por una avería en cables de media tensión. La situación se normalizó en horas del mediodía de ayer.

En cuanto a la frecuencia de este tipo de inconvenientes que vienen produciéndose desde el inicio del verano, volvieron a apuntarle al exceso de demanda debido a las altas temperaturas y a los factores climatológicos, como las tormentas y las olas de calor.

En este sentido, el vocero Alberto Lippi recordó que para mejorar el servicio “el año pasado la empresa invirtió 500 millones de pesos y este año las inversiones serán de el doble”.

 

Sin factura 

En cuanto a las demoras en el envío de las facturas, situación que generó largas colas en las puertas de las oficinas locales de atención al público, el vocero de Edenor, Alberto Lippi, reconoció los inconvenientes y aseguró que se deben a un cambio en el “sistema comercial” utilizado por la empresa que insumió una inversión de 18 millones de dólares.

“Hubo algún inconveniente y algunos clientes no recibieron su factura”, reconoció pero aclaró que “la empresa ya les avisó que los clientes que sufrieron inconvenientes por este tema no se les va a cortar el servicio por el atraso en el pago”.

En cuanto a la posibilidad de implementar un sistema más moderno que permita, en el caso de no recibir la factura vía postal, imprimirla desde Internet, el vocero afirmó que “está en estudio”.

Comentarios