La numeración de las calles de Pilar, un proyecto nunca abordado

Fue presentado dos veces en la última década. Propone mencionar a las arterias con números, como en La Plata o Villa Gesell. Aseguran que de esa manera sería más fácil ubicarse en la ciudad.
 
miércoles, 5 de septiembre de 2012 · 00:00

En su edición del domingo, El Diario publicó un informe sobre el lamentable estado de la cartelería y señalización de las calles de Pilar, muchas veces deteriorada o directamente inexistente.

A su vez, aún se recuerda la polémica cuando se propuso cambiar el nombre de la calle Rivadavia por el de Néstor Kirchner o Ernesto “Che” Guevara. En este sentido, el nombre del fallecido expresidentes sería colocado al flamante camino de circunvalación, pronto a inaugurarse.

Con el objetivo de darle un ordenamiento mayor a las calles del distrito, hace más de una década se presentó un proyecto en el Concejo Deliberante para numerar a las arterias pilarenses, como sucede en ciudades como La Plata, Campana o Villa Gesell; iniciativa que no prosperó.

¿Imagina decirle a un amigo “nos encontramos en 3 y 114”, en lugar de –por ejemplo- Lorenzo López y San Martín? Por el momento, la medida sigue tal cual nació: en los cajones del Concejo y de la Secretaría de Obras Públicas.

 

Propuesta

El autor del proyecto es Oscar Salom, ex concejal radical y quien fuera secretario de Medio Ambiente durante el primer mandato de Humberto Zúccaro como intendente.

En conversación con El Diario, el ex funcionario recordó que “en el año 2000, cuando era concejal, propuse numerar las calles, incluso lo retomé cuando fui director de Medio Ambiente, porque se producen problemas con la identificación: hay calles con dobles nombres, localidades con arterias del mismo nombre y demás problemas”.

Salom aseguró que en su momento “Edenor apoyó el proyecto, el correo también. Se haría con muy poco costo, con un cartel en una pared, como ocurre en otras ciudades”.

El ex funcionario aún insiste en que sería una solución para la problemática: “A efectos de ubicación y localización, es más práctico y sencillo, uno sabe dónde va y no se equivoca”, agregando que “esos proyectos estaban armados, no se adoptaron sólo porque no hubo decisión política. Debe estar en Obras Públicas. Nunca más se escuchó nada y obviamente no se puso en práctica”.

Por eso, opinó que “sería bueno replantearlo, porque más allá de renovar la cartelería, cuyo costo es alto, con una simple pintada ya se tiene perfectamente identificada la calle, simplificaría un montón de problemas a la comunidad”.

Salom recordó que “en su momento se trató en comisión, pero no prosperó porque en realidad nunca se entendió el beneficio, se vio que podía ser bueno y nada más. En esas ciudades como La Plata, uno sabe que va a un determinado lugar y llega, cuando en Pilar hay que adivinar si no se conoce. Incluso hay problemas para el correo, con calles que tienen el mismo nombre en barrios o localidades distintas, o con gente que termina votando en otro lado porque coinciden los nombres de las calles”.

Por eso, afirmó que “de una vez por todas hay que identificarlas bien y hacer un buen trabajo. Es cuestión de planificarlo con algo de tiempo, se pone un número en un poste de luz, no hace falta ningún otro elemento físico, más una flecha para indicar la dirección, como se hace en todos lados”.

 

 

El nombre no se toca 
El debate por el cambio de nombre a la calle Rivadavia apenas se extinguió, pero de todos modos Oscar Salom explicó que el suyo es un proyecto que no pretende reemplazar la denominación, sino agregarle el número.

“Al intendente (Humberto Zúccaro) nunca le interesó mucho porque pensaba que se le quitaba valor al nombre –explicó-, pero el número es lo que mejor permite ubicarse al vecino, saber hacia dónde debe ir y que no haya dudas. Viene alguien a Pilar y lo mandan a la calle Catamarca, ¿cómo sabe dónde queda? Con un número se orientaría…”. Y afirmó que “el proyecto no pedía quitarle nombre, de ninguna manera. Es un sentido práctico, no tiene nada que ver con el cambio de nombres”.  

Comentarios