Denuncian que un hombre dejó morir de hambre a su perro

El animal estuvo casi un mes sin atención. Los vecinos lograron ingresar a la casa después de mucho insistir. Pero el veterinario que finalmente debió sacrificarlo no pudo afirmar la versión.
martes, 4 de septiembre de 2012 · 00:00

Los niveles de maltrato y la crueldad a los que puede llegar una persona con sus mascotas pueden quedar una vez más al descubierto, si se confirma la denuncia de un grupo de vecinos de Pilar en la que afirman que una persona habría dejado morir de hambre y sed a su perro, luego de haberse mudado y dejado al animal abandonado a su suerte.

El hecho sucedió en los últimos días de agosto, aunque el destino fatal del animal se conoció recién ayer. A su vez, confirmada la identidad del dueño en las próximas horas se haría una denuncia en la fiscalía.

La casa en cuestión está ubicada en la calle Bolívar al 800, pleno centro de Pilar: allí, un perro de tipo siberiano agonizó durante días, hasta que los vecinos pudieron ingresar a la vivienda. Sin embargo, ya era demasiado tarde, por lo que un veterinario debió sacrificarlo.

Nora Palais, integrante de una Asociación Protectora de Animales de Pilar, explicó a El Diario que “me enteré hace algunas semanas, cuando una vecina de la casa me llamó para decirme que al asomarse veía a dos siberianos, pero luego vio a uno solo, y que al no haber gente viviendo no comía ni tomaba nada”.

Luego de varias averiguaciones entre los vecinos, “lograron comunicarse con esta gente, quienes afirmaban que iba una persona para darle de comer, por lo que nos quedamos más tranquilos”.

Sin embargo, la situación empeoró en la última semana, cuando confirmaron que el perro estaba agonizando, al parecer producto de la inanición.

De hecho, el pasado 24 de agosto vecinos subieron a la red social Facebook una imagen tomada desde la medianera en la que se veía al pobre animal recostado en el suelo, deteriorado y sin ningún tipo de asistencia.

 

Acción y dudas

Cansados de la situación, los vecinos decidieron entrar a la vivienda, y la casualidad quiso que al momento de reunirse llegara el casero. “Este presunto encargado –recordó Palais- dijo ‘yo no le daba de comer porque a mí me dieron la orden de dejarlo que se muera’, textualmente, hay muchos testigos”.

Producto del mal estado en que se encontraba, agravado por su avanzada edad –se calcula que tenía de más de 15 años-, un veterinario que fue llevado al lugar por los vecinos debió tomar la decisión de aplicarle la eutanasia, terminando así con su sufrimiento de una vez por todas.

El profesional es Juan Carlos Basso, quien consultado por El Diario prefirió no confirmar la acusación de los vecinos: “No puedo suponer que no le daban de comer, por más que el estado en el que estaba era desesperante. Si lo afirmara, faltaría a la verdad”. El veterinario comentó que el encargado de la casa le dijo “que el perro no daba más, no pregunté si le daban o no de comer, pero no sé si era eso o si estaba enfermo. El empleado me dijo que el perro no daba más –reiteró- pero no me dijo que lo había dejado de alimentar”.

 

Acusación

Una crueldad que llegará a la Justicia

Por su parte, Nora Palais afirma que el perro “se mantuvo como pudo, con el agua de la lluvia”, recordando que “la Ley de Protección Animal dice en su primer artículo que será penado quien no alimentare suficientemente a sus animales domésticos. Por eso, los jueces tienen que acatarlo y hacer algo, porque este señor cometió un delito”.

Y agregó: “Aún no se hizo la denuncia en la Fiscalía porque estamos esperando el informe del veterinario. Por eso no es conveniente nombrarlo al dueño del lugar, para no darle espacio para estrategias...”.

Por otra parte, la mujer indicó que Pilar “tiene muchísimos problemas en cuanto al maltrato animal, y el que maltrata un animal también es perverso con las personas”, añadiendo que “esto tiene que saberse y ser difundido, ya sabemos quién es, tenemos testigos y va a pagar por lo que hizo. Podría haber llamado avisando que ya no quería tener el perro, en lugar de dejarlo morir. El que hace eso es sádico, perverso y degenerado”.

 

Comentarios