El 25 por ciento de los adictos en tratamiento son mujeres

Así lo indican desde el CPA Pilar y afirman que las drogas más frecuentes son los psicofármacos. Generalmente son mayores de 30 años que acuden solas. Cocaína y alcohol lideran el ranking de consumo.
 
domingo, 22 de julio de 2012 · 00:00

Drogas socialmente aceptadas, consumo silencioso y soledad son conceptos que se asocian a un fenómeno que se viene incrementando con fuerza en los últimos años. Desde el Centro Provincial de Atención a las Adicciones (CPA) afirman que el 25% de los pacientes que se atienden mensualmente por problemas de adicciones son mujeres.

La tendencia empieza a dar señales de alerta entre quienes están dedicados al abordaje de estas problemáticas. Cada vez son más las mujeres que se acercan por su propia voluntad a pedir ayuda por un problema de consumo que las excede.

Dentro de esta realidad se asoma otro fenómeno: buena parte de estas mujeres llega empujada por la adicción a los psicofármacos.

 

 “Con los psicofármacos parece que no pasa nada porq ue uno va a la farmacia y lo compra, pero muchas se terminan volviendo adictas a los tranquilizantes”, afirmó Alejadra Di Primio, coordinadora del CPA Pilar, en una entrevista con El Diario.

“Empiezan a consumir pastillas –continuó- y cuando quieren dejarlas no pueden. Algunas las consumen con alcohol y otras solas”.

Según la profesional, en cuanto al número de pacientes del sexo femenino que reciben tratamiento en el CPA, “si bien sigue siendo en un porcentaje menor que el de los hombres”, la cifra ya trepa a un 25% “mucho más lo que fue hace unos años atrás”.

 

Soledad

En el CPA, cuya sucursal local funciona sobre la calle Nazarre, se atienen mensualmente 100 pacientes a quienes se les brinda un tratamiento ambulatorio. Desde ahí se realizan también las evaluaciones de aquellos que requieren de una internación y que son derivados a distintos centros de la Provincia.

Hasta allí llegan las mujeres generalmente mayores de 30 años y por su propia voluntad, de acuerdo a los datos aportados por el organismo. El alcoholismo es otro de los factores por los que las mujeres deciden pedir ayuda en el CPA.

“Cuando son más chicas vienen generalmente traídas por sus familiares, pero es más habitual que se acerquen después de los 30 años por su cuenta”, indicó Di Primio, para agregar que hay muchas que tienen hijos pero generalmente están solas, no tienen a alguien que las contenga”.

 

Más temprano

Según las estadísticas del CPA Pilar, la mayoría de los pacientes se concentra en la franja de edad de entre 18 y 30 años. Sin embargo, en los últimos años la edad de iniciación en las drogas se redujo de tal forma que hay ingresos de chicos de 11 y 12 años.

Las drogas por las que los niños deben recibir tratamiento oscilan entre marihuana, pegamento y alcohol, en tanto que el paco hasta el momento no parece tener incidencia en la comunidad local. “En los 11 años que estoy en el CPA tuve tres casos y uno no era de acá”, confirmó Di Primio.

La iniciación temprana a las drogas tiene aristas complejas para los especialistas: “el problema más complicado –afirmó la profesional- de los chicos es que si bien es más fácil que dejen porque están menos involucrados en el consumo, todavía no sienten la contracara del tema, el sentirse mal, empezar a perder cosas, están en una etapa como de fantasía total y es más difícil que se conecten con alguna cuestión concreta que tenga que ver con el riesgo que produce el consumo”.

En lo que se refiere a la elección de las drogas, el subsecretario de Atención a las Adicciones, Carlos Sanguinetti en diálogo con este medio apuntó que tanto en Pilar como en el resto de la Provincia, “la droga de inicio es casi siempre marihuana pero la droga que más se consume es la cocaína”.

Asimismo, agregó que “el 100% de los que nos consultan y tienen poli consumo, consumen alcohol”. Sin embargo, pese a su alto grado de incidencia, el alcohol goza de una mejor mirada social asociada con la diversión.

Según el profesional, “es una cuestión cultural, está muy incorporado que uno puede beber alcohol o fumar y que no sea un problema para la salud. El alcohol es un fenómeno que la gente se da cuenta de sus estragos por los accidentes”.

De acuerdo a los datos ofrecidos por el funcionario, “la última encuesta de Cedronar ya habla de jóvenes que se inician en el alcohol a los 13 años”.

Puesto a explicar la escasez de campañas de comunicación en este sentido, Sanguinetti remarcó: “las campañas muestran que el Estado está trabajando pero el impacto está en el trabajo cotidiano, en la promoción de hábitos saludables, en la calle, en la escuela, a través de talleres”.

 

 

Despenalización
“No se va a incrementar el consumo”

Polémica y controvertida la iniciativa que propone despenalizar la tenencia de marihuana para el consumo personal cosecha voces a favor y en contra incluso entre los propios profesionales. Consultado por esta situación, el subsecretario de Atención a las Adicciones compartió su mirada sobre el tema: “las prohibiciones en realidad nunca han dado resultado y me parece que la despenalización del que la tiene para el consumo no va a incrementar el consumo”.

A la hora de evaluar si el impacto de la medida será negativo o positivo, el funcionario consideró que “primero tiene que ser sometido al consenso social,  pero me parece que no va a tener un fuerte impacto en el sistema sanitario”.

 

Comentarios