El tránsito, primer motivo de consulta en hospitales de alta complejidad

El 1,5% de las muertes en el país se da por accidentes. Es la principal causa entre personas de 15 a 34 años. En autos, la mortalidad creció un 34% en una década. En motos, la suba fue del 200%.
 
domingo, 10 de junio de 2012 · 00:00

Las lesiones de tránsito constituyen una de las principales problemáticas que enfrentan los hospitales públicos de alta complejidad, informó ayer, en vísperas del Día de la Seguridad Vial, el Ministerio de Salud de la Nación.

Fue la conclusión a la que arribaron directivos de 125  centros de atención de enfermedades agudas y trauma de todo el país que, durante dos días, participaron en Buenos Aires de una reunión de trabajo organizada por la Cartera sanitaria.

Las autoridades hospitalarias hicieron hincapié en que,  durante los últimos años, notaron un crecimiento en la cantidad de pacientes que concurren a los establecimientos con lesiones ocasionadas por viajar en moto, en muchos casos agravadas debido a la falta de uso de casco.

«Las lesiones de tránsito son la principal causa de  mortalidad por causas externas» aseguró el Ministerio, ya que «representan aproximadamente el 2,1% de todos los decesos en el mundo y el 1,5% en Argentina».

Además de la pérdida de la vida, las lesiones causadas por el tránsito «producen discapacidad y costos significativos, tanto para el sector salud como para la sociedad en su conjunto por tener un alto impacto en la población económicamente activa».

Según datos de la Dirección de Estadísticas e Información en Salud (DEIS) de la Cartera sanitaria nacional, en 2010 en Argentina murieron 4.667 personas por lesiones de tránsito, siendo la principal causa de fallecimiento en personas de entre 15 y 34 años.

El número más elevado de lesiones está vinculado al uso de autos y motos. En el caso de los automóviles, la mortalidad se incrementó el 34% entre 2000 y 2010, al pasar de 1.595 a 2.148 decesos.

Mientras que con las motos se ha registrado un alza del 272%, ya que de 198 muertes en 2000 se llegó a 738 en 2010.

 

Salud

El director de Promoción de la Salud y Enfermedades no Transmisibles de la cartera sanitaria, Sebastián Laspiur, explicó que «el incremento del parque automotor, más que nada de vehículos económicos como las motocicletas, hace que en la población, especialmente la más vulnerable, aumente el riesgo de sufrir una lesión de tránsito».

Asimismo, señaló que «hoy los sistemas de información nos dan datos precisos: por ejemplo, en qué día de la semana ocurren los accidentes, en qué horario y eso nos ayuda a monitorear y evaluar el problema y de una manera más eficaz».

El segundo encuentro nacional de Directores de Hospitales  Públicos de Alta Complejidad, se desarrolló entre el jueves y el viernes en la sede de la Biblioteca Nacional.

Los funcionarios también identificaron al uso del tabaco y el alcohol como grandes generadores de problemas de salud entre los pacientes que concurren a los establecimientos.

En ese contexto, destacaron tanto la aplicación como los  alcances de la Ley Nacional de Control de Tabaco.

La reunión tuvo por objetivo impulsar el intercambio de  experiencias vinculadas a la gestión hospitalaria en  establecimientos de alta complejidad y fomentar la cooperación y la conformación de redes asistenciales.

“Realmente ha sido un encuentro muy satisfactorio porque, entre otras cosas, ha permitido tomar dimensión de la enorme capacidad de respuesta de alta complejidad que tiene el sector público en todo el país y que es parte de la estrategia de atención primaria de la salud”, expresó el secretario de Políticas, Regulación e Institutos del Ministerio, Gabriel Yedlin.

 

 

Números
Argentina cuenta con 336 hospitales públicos de alta  complejidad que poseen una capacidad de 7.049 camas de terapia intensiva para adultos y 1.482 camas de terapia intensiva pediátrica, según datos del organismo nacional sanitario.

En estos centros se brindan prestaciones complejas, tales  como cirugías para cardiopatías congénitas, trasplantes,  procedimientos de hemodinamia, neurocirugías, cirugías bariátricas, operaciones vasculares, implantes cocleares, alta complejidad ortopédica, oftalmológica y oncológica, entre otras prácticas.

Comentarios