San Valentín: originalidad a la carta

Vuelos en globos para parejas, desayunos y locales ambientados, las propuestas para el próximo martes. Las flores continúan siendo un clásico siempre en ascenso. La osadía, también.
domingo, 12 de febrero de 2012 · 00:00

 

Te quiero hasta el cielo. El paseo en globo, una propuesta original y romántica.

 

 

 

Este año, el día de los enamorados coincide con un día laborable, es por ese motivo que varios de los rubros vinculados con la celebración de esta fecha que los enamorados -y los no tanto- esperan, han decidido optar por la originalidad escapando con audacia a la rutina de la semana.

“El amor está en el aire”, decía John Paul Young en su clásico de 1978. Así es como en el Centro de Aeroestación Luján, durante toda la semana se hicieron varios vuelos exclusivos para parejas. “Lo que tiene de particular es que para San Valentín las parejas van a poder brindar con champagne y compartir una canasta adornada acorde al momento”, contó el instructor de vuelo Adrián Barozza, a cargo de los vuelos. El piloto mencionó que el último viernes una mujer le propuso casamiento a su novio en medio de uno de los vuelos.

El predio se encuentra dentro del complejo Comarcas de Luján, sobre el kilómetro 59 del acceso oeste. “Hay vacantes para ver el amanecer y el atardecer, aunque algunas personas tienen un poco de miedo, por lo que se hacen vuelos de iniciación en los que el globo permanece amarrado pero flotando en el aire”, detalló.

 

Un día diferente

El dulce despertar de los enamorados suele tener un gusto diferente el día de San Valentín. Desde hace varios años se mantiene la tendencia de regalar desayunos. “Lo que se impuso como moda son los muffins, actualmente lo nuevo son los de naranja y de zanahoria, adornados para esta fecha especial”, contó Laura Tranzillo, quien hace 7 años creó “Buenas y Santas Desayunos”.

A diferencia de los desayunos habituales, para este día abundan las galletitas de jengibre y los bombones con forma de corazón.

Es sabido que las parejas que trabajan, pocas veces encuentran un lugar y un momento breve para disfrutar del día de los enamorados de una manera diferente, en especial cuando la fecha queda en medio de la semana. Por tal motivo, las chicas de Coffee & Cake Pilar pensaron en una tarde y una noche diferentes. Es que el local, que esta ubicado en Bolívar al 500, ofrecerá platos, tortas y degustaciones varias para el after office del 14. “Vamos a ambientar el lugar con velas y dulces para la ocasión”, prometió Soledad Calderón, una de las propietarias del comercio. El lugar estará abierto hasta las 22 “para que puedas disfrutar de San Valentín junto a tu amor”, contó Vanesa Torres, otra de las encargadas.

Como este comercio, son varios los que transformarán su escenografía en un lugar exclusivo para parejas.

 

Condimento picante

Dentro de la habitación los enamorados pueden disfrutar su completa compañía. La industria se ha encargado de acompañar ese momento con diversos accesorios. “Lo que más sale es el gel íntimo”, contó a El Diario Natalia Paolino, de “No solo postres”, un local ubicado en el shopping Pilar Point. “Vienen solos o en pareja, pero te aseguro que cuando pasan la puerta se transforman”, dijo la mujer sobre la inhibición que la pareja ha perdido a partir de la proliferación de los ahora famosos sex shops.

Otro de los productos que han crecido en popularidad son los perfumes y las cremas con feromonas, para seducir y atraer al sexo opuesto.

Las mujeres apuntan cada vez más a los objetos que el mercado provee, mientras que los hombres eligen para ellas vestidos y lencería sensual.

 

 

Para los clásicos
Las flores, un regalo que nunca pasa de moda

Las flores nunca faltan para este día. Son las que le dan color y un aroma particular a la celebración. “Cada vez viene gente de más edad, y por otro lado, son cada vez los más jóvenes los que reconocen el afecto a través de las flores”, cuenta Gerardo Taroni, de la Esquina de las Flores, en Vergani y Bolivar.

El hombre recordó un pedido muy particular que le hicieron tiempo atrás. Se trataba de un árbol de jazmines de 485 flores. “Un hombre me pidió que lo depositara dentro de su casa cerca de las 4 de la mañana”, dijo Taroni. Es que cuando la pareja se casó varios años atrás y se fue de luna de miel, en la habitación del cuarto del hotel en Nueva York había un árbol similar. De esta manera, quiso sorprender a su mujer. Y lo hizo. “Al otro día me llamó muy agradecido. Fue un trabajo maravilloso”, confesó el hombre que en los próximos días pondrá en exhibición las flores en su local. “Nunca faltan los hombres que vienen a último momento”, bromeó, aunque luego destacó que son cada vez más las mujeres que regalan flores a ellos. El jueves ya tenía 420 pedidos, superando el número del año anterior.

 

Comentarios