Un bebé fue dado por muerto, pero estaba vivo

Nació en el hospital Sanguinetti, con solo 25 semanas de gestación. La abuela denunció que la médica que atendió el parto dijo que estaba sin vida. Pero actualmente está internado en el Meisner.
jueves, 29 de noviembre de 2012 · 00:00

Una mujer denunció que una médica del Hospital Sanguinetti dio por muerto a su nieto recién nacido cuando éste, en realidad, estaba vivo. De hecho, el bebé –un varón al que llamaron Santiago-, nació con apenas 25 semanas de gestación y lucha actualmente por su vida en la sala de neonatología del materno infantil Meisner, de Presidente Derqui.

El hecho, que ocurrió la semana pasada pero recién salió a la luz ayer, derivó en una denuncia penal radicada en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Nº2 de Pilar, a cargo del fiscal Leonardo Loiterstein. También en un sumario administrativo que se sustancia en el Municipio para determinar si hubo algún tipo de responsabilidad de la obstetra y la pediatra que actuaron.

“Si es así, serán separadas del cargo”, adelantó a El Diario el director del Sanguinetti, Gustavo Niotti, actualmente a cargo de la Secretaría de Salud por la licencia de su titular, Pablo Atchabahián.

Niotti confirmó que el alumbramiento se produjo el 18 de noviembre a las 4 de la mañana. Una mujer de 21 años llegó al Sanguinetti con un embarazo de 25 semanas –que habría estado controlado- manifestando padecer intensos dolores desde algunas horas antes.

Ante la situación, la médica que la atendió decidió realizar una cesárea de urgencia.

“Fue un nacimiento en bloque, en el que salen el bebé y la placenta al mismo tiempo. El bebé nace cianótico, atónico y deprimido grave”, explicó Niotti. Es decir, que no tenía signos vitales.

“Ante ese cuadro, se llama de inmediato a la pediatra que practica las maniobras de reanimación”, indicó el médico, que pidió “no confundir con resucitación”.

Según el relato del funcionario, minutos después de iniciadas las maniobras, el bebé recuperó el color y una débil respiración.

“De inmediato se convoca a una ambulancia con incubadora en la que es trasladado de urgencia al Meisner, donde ahora la está peleando”, indicó Niotti.

El funcionario aclaró que al momento de su nacimiento, el chico pesaba apenas 500 gramos, un peso “que en muchos países es considerado inviable”, dijo Niotti. Ayer, ya había llegado a los 600 gramos y su situación era aún reservada.

 

Confusión

La situación guarda ribetes confusos que Niotti dice no estar en condiciones de aclarar porque forman parte del secreto médico y del sumario administrativo que se sustancia en la actualidad.

Uno de los datos que no está del todo claro es el tiempo que pasó desde el nacimiento hasta que se descubrió que el bebé estaba aún con vida.

Según fuentes a las que accedió El Diario, la abuela del chico habría asegurado que el tiempo fue prolongado y que recién se iniciaron las maniobras de reanimación ante su insistencia, luego de haber recibido la noticia sobre el fallecimiento de la criatura.

El caso recuerda al de Luz Milagros, nacida en el Chaco con 26 semanas de gestación y dada por muerta (ver aparte). Según Niotti, sin embargo, hay una diferencia central: “Acá nunca hubo hipotermia, no estuvo en una morgue refrigerda, sino que permaneció todo el tiempo en una sala de partos calefaccionada y perfectamente acondicionada”.

Ahora, se espera que las médicas intervinientes realicen su descargo en el sumario. “Si hay responsabilidad será decisión del intendente y del secretario separarlas de su puesto”, indicó el funcionario.

 

Antecedente cercano 

Luz Milagros nació con 26 semanas de gestación (unos seis meses) y había sido declarada muerta por los médicos de un hospital de Chaco, por lo que fue trasladada a la morgue. Sin embargo, 12 horas después de estar sin comida ni abrigo, “volvió a la vida”.

Su madre Amalia contó que una pediatra le había dicho que su hija “no tenía signos vitales” al momento de nacer. Mientras ella fue a la morgue para despedirse y sacarle una foto a la bebé, una señora se acercó a su marido y le dijo “está llorando”. Hoy Milagros sigue mejorando y ganando peso.

 

 

Comentarios