Gastronómicos atacan locales abiertos con huevos, harina y pintura

Los escraches tuvieron como blanco a tres restaurantes de Pilar. Por el hecho hubo 27 demorados, liberados a las pocas horas. Sindicalistas aseguraron que, de todos modos, la protesta “fue pacífica”.
miércoles, 21 de noviembre de 2012 · 00:00

Cerca de 30 activistas del gremio de Gastronómicos que lidera Luis Barrionuevo fueron demorados ayer por la policía luego que atacaran con huevos y harina a tres restaurantes para forzarlos a cerrar sus puertas.

El arresto se produjo ayer por la mañana en la puerta del bar que funciona junto a la estación de servicio Esso de la Avenida Tratado del Pilar y Panamericana. El dueño del establecimiento, Enrique Morbidoni, había llamado a la policía cuando los jóvenes que bajaron de un colectivo de transporte escolar atacaron su local.

“Ayer (por el lunes) me llamaron por teléfono para advertirme que no abriera. Pero en 16 años no cerré nunca, ni para Navidad, menos voy a cerrar hoy”, le dijo Morvidoni a El Diario. Mientras, trabajadores limpiaban los vidrios del local que habían quedado completamente embadurnados de harina y huevos.

Antes, los mismos militantes sindicales habían pasado ya por el restaurante Fetuccine Mario y El Colonial, frente a la plaza 12 de Octubre. El encargado del último local le relató a El Diario que “los que barajaron del colectivo no tenían más de 20 años, tiraron huevos y harina a los vidrios y los autos que estaban acá estacionados”.

El comisario Fernándo Márquez, titular de la Comisaría 1ª de Pilar, señaló sin embargo, que no hubo denuncia por ataques a vehículos, sólo a los locales.

Por eso, se abrió una causa por daños reiterados que tramita en la fiscalía Nº 1, a cargo de Washington Palacios. En total, fueron fichados 26 activistas más el chofer del colectivo que los había llevado de recorrida para realizar los escraches.

Del micro incautaron 15 maples de huevos, otros tantos aerosoles de pintura con los que dejaron pintadas insultantes en el restaurante de la Esso y 9 kilos de harina.

 

Representantes

Los demorados fueron saliendo uno a uno de la comisaría de Pilar poco después de las 13. Ya habían sido fichados y notificados de la causa iniciada en su contra.

Apenas fueron demorados, se presentó en el lugar la delegada local del sindicato, Cecilia Aguilar, hermana de la concejal del Pro y ex referente sindical Silvana Aguilar.

Más tarde, llegó el secretario general de la seccional San Martín del gremio, Álvaro Escalante.

Aunque admitió que los activistas arrojaron harina y huevos contra el frente de los locales, defendió en todo momento el carácter pacífico de la protesta.

“Hace 10 días que avisamos a todo el corredor gastronómico que el día 20 lo queríamos cerrado, no queríamos que trabajen. Hoy salió un grupo de compañeros para ver si realmente la medida hacía efectiva y algunos boliches estaban abiertos. Como tenían huevos y harina, se manifestaron pacíficamente, sin romper nada ni lastimar a nadie y eso fue lo que determinó que terminemos en la comisaría”, relató Escalante.

“Esta es una acción directa del sindicato. La única forma que tenemos para manifestarnos los trabajadores es con huevos y harina. Ensuciamos la puerta para que no puedan entrar los comensales, pero no se lastimó a nadie: pedimos que cierren, nada más”, completó el sindicalista.

Cuando salió el último de los demorados, fueron a la sede del sindicato con las promesas de “comer unas pizzas. Eso sí, Escalante dejó una advertencia: “Seguiremos a la tarde, si siguen abiertos, estaremos con la presencia sindical, pero sin huevos ni harina para no volver acá”.

 

15

Los maples de huevos secuestrados a los gastronómicos tras los ataques a restaurantes.

 

El Tortoni también 

Un grupo de manifestantes que se desplazaba por la céntrica Avenida de Mayo irrumpió pasadas las 9.30 de ayer en las instalaciones del histórico Café Tortoni, provocando diversos destrozos y atacando al personal del establecimiento. Los empleados quisieron cerrar las puertas del lugar pero no pudieron hacerlo a tiempo, por lo cual los agresores ingresaron al café y produjeron diversos desmanes.

Comentarios