Denunció el robo de su auto pero se lo había llevado la grúa

El remolque no le dejó ningún aviso y además la mujer sostiene que estaba bien estacionada. Recién se dio cuenta al otro día. El contratiempo le generó gastos y no pudo usar su vehículo por cuatro días.  
jueves, 26 de enero de 2012 · 00:00

 

Las grúas no suelen dejar aviso de que el auto fue acarreado.

Una desagradable sorpresa se llevó una mujer en pleno centro de Pilar al advertir que, al salir de la casa de su prima, en horas del mediodía, su vehículo no se encontraba en el lugar donde ella lo había dejado cerca de las 10 de esa misma mañana: en Fermín Gamboa 739, entre San Martín y 11 de Septiembre, en el centro de Pilar.
Al constatar la ausencia del vehículo y la falta de señales o de testigos que dieran cuenta de lo ocurrido, la mujer, identificada como Erlinda Susana Caballero, supuso de inmediato que se trataba de un robo y concurrió hasta la Comisaría 1ª de Pilar para efectuar la correspondiente denuncia, y luego dio también aviso a la compañía de seguros.
Tal como lo relató en una carta de lectores que El Diario publica hoy en su página 7, la sorpresa fue aún mayor cuando la supuestamente damnificada por la sustracción de su automóvil se enteró a través de un tercero, al día siguiente, de que su vehículo había sido removido por la grúa municipal y se encontraba en la playa de acarreos cuando en realidad –según asegura Caballero- el coche se hallaba correctamente estacionado.
A través de una carta de lectores que la damnificada por este accionar, que consideró como irregular, acercó a la redacción de El Diario, la mujer manifestó: “Quiero reclamar por los inconvenientes que me fueron ocasionados; como cambio de la cerradura de mi casa –debido a que las llaves de la vivienda se encontraban dentro del auto removido-, gastos médicos y traslados en remís”.
Para colmo de inconvenientes, Caballero relató que, una vez que concurrió a la playa municipal donde se encontraba secuestrado su vehículo y abonó los correspondientes gastos de acarreo y recupero, la policía le informó que no podía disponer del automóvil por el término de cuatro días corridos, debido a que debía ser sometido a un proceso de investigación iniciado a raíz de la denuncia policial que había sido efectuada.
La mujer sostiene que fue víctima de una irregularidad, debido a que su vehículo no se encontraba cometiendo ninguna infracción de tránsito. Además el personal municipal que removió su auto no dejó en el lugar donde se hallaba estacionado el coche ningún aviso dando cuenta de que había sido trasladado hasta la playa municipal.

Comentarios