Esperan que éste sea el año de la mudanza de los bomberos

Las obras podrían estar finalizadas en 2012. Aún resta el hormigón del piso de la planta alta. El Municipio ayudará con las construcción de una playa de asfalto. Y se compraría una escalera.

martes, 17 de enero de 2012 · 00:00

 

Frente del nuevo cuartel, sobre la ruta 8.

“Sin prisa pero sin pausa”, de acuerdo a las palabras del presidente de la Sociedad de Bomberos Voluntarios de Pilar, Gustavo Yacopi, avanzan las obras de construcción de un nuevo cuartel, que permitirá mudar las instalaciones a un lugar más alejado del casco céntrico.
El nuevo terreno, que tiene 45 metros de frente por 55 de largo, fue elegido por ocupar su ubicación estratégica: situado sobre la ruta 8 –a la altura de la conocida  popularmente como “curva del Mingo”-, dista apenas a una cuadra y media de la Panamericana, y se conecta fácilmente con las rutas 25 y 28 a través de la calle Zeballos.
“Ya estamos trabajando en el interior –explicó Yacopi-: pusimos todas las aberturas, arriba se hizo el durlock completo, y hoy (ayer) recibimos todas las cerámicas, donadas por Hilva, una empresa del Parque Industrial. Además, la semana pasada Ferrum nos anticipó la donación de todos los artefactos sanitarios más la grifería”. Asimismo, en el lugar ya se instalaron los nueve portones eléctricos, y se está colocando la instalación eléctrica interna, así como el tendido de agua y cloacas.
“Lo que falta terminar es el hormigón del piso de la planta baja, y una playa de asfalto en el frente”, indicó el directivo. Precisamente, ayer mantuvo una reunión con el intendente Humberto Zúccaro “y dijo que nos iba a dar una mano con la playa de asfalto”.
Yacopi afirmó que el nuevo cuartel “está bien encaminado. La idea es inaugurarlo este año, tenemos la expectativa y creo que lo vamos a lograr. En 30 días, la parte externa va a estar terminada”.

De a poco
El nuevo cuartel se construye a partir de la recaudación obtenida a través de bonos contribución, donaciones y las rentas de las oficinas del edificio de Tucumán e Ituzaingó. Además, los tres cuarteles de Bomberos Voluntarios del distrito perciben desde el Municipio 2 pesos por contribuyente del ex ABL, que se reparte entre Pilar, Derqui y Del Viso.
“A medida que vamos teniendo el dinero lo vamos haciendo –dijo Yacopi-, pero tampoco podemos descuidar otras cosas: el año pasado, además, compramos cuatro móviles, como un cisterna, un utilitario y una unidad autobomba Scania”.
La obra empezó allá por 2008, con la compra del terreno, y hace alrededor de tres años que empezaron los trabajos. “El predio fue comprado por la institución, luego de buscar un espacio que nos sirva estratégicamente. Elegimos ese por la cercanía con las calles Las Mercedes y Río de Janeiro, futuro camino de circunvalación, que une la ruta 28 con la Panamericana. En importante la cercanía de las rutas, para salir rápido ante cualquier siniestro que ocurra”, expresó el directivo.
Sobre esto, recordó que “cuando ocurrió incendio de Frávega –en diciembre último- se cortaron las calles Tucumán e Ituzaingó para poder trabajar, porque estamos en una ubicación muy céntrica. Desde el otro cuartel no se necesita cortar nada, ya que hay espacio para maniobrar con los camiones”.
Por su parte, el amplio edificio “Regino Osés”, de Tucumán e Ituzaingó –que los bomberos ocupan desde la creación del Cuerpo, en 1952- no sólo seguirá funcionando como reducto de locales comerciales y oficinas, sino que además el espacio que quedará disponible tras la partida de los bomberos se utilizaría con el mismo fin.

¿Se viene la escalera?
En ocasión del incendio que destruyó Frávega, en la terminal de ómnibus, se habló de la necesidad de contar con una escalera en el cuartel de bomberos. Sobre esto, Gustavo Yacopi señaló que “en ese caso particular, con o sin escalera el incendio se controló igual, pero por supuesto que tenerla tiene ventajas. Estamos en tratativas, también hablé con el intendente de este tema, para traer una escalera para Pilar, aunque tengo entendido que en Del Viso adquirieron una. Es importante y necesario, por si hay incendio en algún edificio”.
No obstante, adelantó que “tiene un valor importante, es cara, porque pretendemos una escalera moderna que llegue por lo menos a un edificio de entre siete y diez pisos, para cubrir lo máximo que se pueda”.

Comentarios