Río Luján: desde el Parque afirman que hay “abundantes controles”

Jorge Alonso, de la Cámara Empresaria, dijo que cada industria es responsable de lo que vuelca. Y que algunas han tenido “descuidos”. Reconoció que el arroyo Larena “está mal”.
miércoles, 11 de enero de 2012 · 00:00

En la edición de ayer de El Diario, un funcionario de la Defensoría del Pueblo de la Provincia –Mariano Pantanetti-, calificó como “grave” la situación del río Luján a la altura del Parque Industrial, debido al vuelco sin control de efluentes por parte de las empresas del predio.

Sobre esto, el gerente de la Cámara Empresaria del Parque (CEPIP), Jorge Alonso, se refirió al tema reconociendo que ha habido falencias por parte de algunas firmas, aunque identificó a la Provincia y el Municipio como órganos de control y posterior sanción.

“El Parque Industrial, desde que se constituyó, tiene dos canales para sus efluentes: uno va al río Luján y el otro al arroyo Larena. Cuando el PIP nació tenía un determinado nivel de impacto, pero a 30 años, evidentemente el impacto es otro, lo cual ha empeorado –reconoció-. No por una cuestión de descuido de los efluentes, sino por una cuestión de cantidad”.

Alonso agregó que “entonces, volcar determinado volumen de líquidos a un río, tratado como corresponde, no debería afectar mucho. El problema es en el arroyo Larena, cuyo cauce no es el de un río: eso quedó mal, hay que hacer mejoras”.

No obstante, el hombre remarcó que “los controles, el cuidado y seguimiento de los efluentes corresponde a cada empresa en particular. Cada empresa es responsable, por eso es que los organismos de control van a cada una de ellas y las mantienen controladas”. En este sentido, el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS, conducido por el derquino José Molina) es el organismo principal, “sobre todo por el tipo de empresas que hay en este Parque Industrial, de 2º y 3º categoría en su gran mayoría. Las de 1º y algunas de 2º tienen un control más cercano del Municipio a través de Medio Ambiente”.

En cuanto a las soluciones, el dirigente expresó que “tiene que haber una decisión política de hacerlo, y la primera persona tiene que ser el intendente, llevando adelante una política ambiental seria y medible. Creemos que sí lo está haciendo, por eso nos animamos a acompañar esa gestión. El marco de trabajo para poder hacer esto es el Comité de Cuenca del río Luján: en noviembre se constituyó la Comisión Técnica Asesora, ya que hasta esa fecha se hacían reuniones casi informales”.

En este sentido, remarcó que “ahora se pudo lograr, después de la insistencia de muchas organizaciones (incluida la CEPIP), que los nueve intendentes firmen la parte política del acta de constitución del Comité de Cuenca. A partir de allí debería existir un cronograma obligatorio de trabajo mensual que permita hacer cosas rápidamente y en forma ordenada”. E indicó que “lo que importa es qué estamos haciendo para cuidar y mejorar la situación actual de los recursos naturales, por los descuidos que ha habido”.

La nota completa, este jueves en El Diario Regional.

Comentarios