La historia del tren que llegó a Uruguay, pero sin pasajeros

El “Tren de los pueblos libres” salió el viernes desde Pilar. Llegó el sábado a Paso de los Toros. Pero en Salto los pasajeros debieron bajarse por un problema burocrático.
lunes, 26 de septiembre de 2011 · 00:00

El “Tren de los pueblos libres” regresó al país hoy, tras haber partido en su primer viaje el pasado viernes por la mañana. Sin embargo, en las últimas horas se supo que el tren llegó efectivamente a la ciudad uruguaya de Paso de los Toros, aunque sin pasajeros, quienes por un impedimento burocrático no pudieron completar el recorrido al llegar Salto.

Por eso, el próximo objetivo será llegar con pasajeros a Paso de los Toros, una vez que el Ministerio oriental habilite el tramo pendiente.

Luego del gran despliegue mediático que mereció la partida del tren el pasado viernes, los percances no se hicieron esperar: una vez que los 18 pasajeros que quedaban en la formación (de Pilar salieron 25) descendieron tras doce horas de viaje en la estación uruguaya Salto, la unidad continuó su recorrido a Paso de los Toros sólo con la tripulación argentina y un maquinista uruguayo, para arribar a las 6.15 del sábado, tres horas después de lo pautado.

Cabe recordar que el tren salió desde Pilar pasadas las 8 del viernes, en la histórica estación del Ferrocarril Urquiza. La formación llegó primero a la ciudad entrerriana de Concordia, para después cruzar el río Uruguay y arribar a Salto, primera localidad del país vecino.

A bajarse

Sin embargo, la formación 3221 debió detener su marcha debido a un “problema de papeles” del vecino país, según indicaron desde la empresa concesionaria. Sin embargo, unas tres horas después, ya cerca de las 20 el vocero de TBA, Gustavo Gago, había informado vía Twitter que “solucionadas las fases administrativas el Tren de los Pueblos Libres sigue su viaje completo hasta Paso de los Toros”.

El inconveniente se generó porque según TBA el gobierno uruguayo se demoró en firmar “todas las autorizaciones correspondientes” para permitir su ingreso al país.

Así el servicio, por el momento más parecido a una prueba piloto que a un sistema aceitado, tenía como destino la ciudad de Paso de los Toros, en el centro-norte del país, pero la falta de habilitación por parte del Ministerio de Transporte de Uruguay impidió que se completara el recorrido.

No obstante, a pesar de que trascendió que el tren había llegado a destino, no así los pasajeros. Fuentes oficiales explicaron que el gobierno uruguayo aún no había firmado los papeles necesarios para realizar el cambio de maquinistas requerido por ley que estaba previsto para Salto.

Ese mismo viernes, y para evitar especulaciones, la empresa aclaró que no hubo ningún problema técnico con la formación y el cambio de planes se debió sólo a un tema burocrático.

Algunos pasajeros comentaron este fin de semana que el mismo Gago se apersonó para comentarles el inconveniente, ofreciendo remises para los que quisieran seguir. Otros optaron por alojarse en algún hotel que encontraran disponible.

Por esto, el próximo objetivo será precisamente completar con pasajeros el trayecto hasta la estación terminal uruguaya. Una vez cumplidas todas las pruebas y concedidos los permisos, el “Tren de los pueblos libres” tendrá una frecuencia de tres veces por semana, con un costo de alrededor de 140 pesos para recorrer poco más de 800 kilómetros entre nuestro distrito y el oriental Paso de los Toros. Eso sí: en noviembre, cuando –según lo anunciado- se incorporarán los servicios de asientos reclinables, aire acondicionado, bar y televisión digital, tendrá un costo cercano a los 200 pesos.

Comentarios