Encuentran a su hija después de cinco años pero no se la dejan ver

miércoles, 10 de agosto de 2011 · 00:00

 

Fue en el año 2006, más precisamente un 22 de febrero, cuando Martín Bazán y su mujer vieron a su hija Paola –que por entonces tenía 14 años- por última vez. Había rendido un examen en la Escuela 46 de Manuel Alberti y nunca regresó a su casa del barrio Villa del Carmen.

Desde entonces, el fervor de las primeras horas de búsqueda le fue dando paso al temor y finalmente a la resignación. Hasta que esta semana, inesperadamente un llamado telefónico desde un juzgado les devolvió la alegría: Paola fue encontrada con vida y en buen estado de salud.

Sin embargo, el entusiasmo chocó contra un nuevo obstáculo cuando en el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional de San Isidro, a cargo de Conrado Bergesio, les comunicaron que no pueden ver a su hija.

“Nos dijeron que está embarazada de ocho meses y que una emoción le puede hacer mal por su estado”, contó Bazán a El Diario. “Mi mujer está muy mal, llora, la quiere ver aunque sea a través de un vidrio espejado sin que ella se dé cuenta que la estamos viendo”, agregó.

Según el hombre, desde el juzgado se negaron a darle datos sobre el actual paradero de la joven, que ya cumplió 20 años. Sólo se limitaron a decirle que está en pareja desde hace dos años y que su estado es satisfactorio.

Al momento de la desaparición a Paola se la vinculaba con un joven de nombre Javier, que desmintió inmediatamente tener algo que ver con la fuga de la joven. Con todas las hipótesis desvanecidas y llamados cada vez menos frecuentes a su prima, la única persona de la familia con la que la chica siguió comunicándose algún tiempo, la búsqueda pareció detenerse.

Todo cambió un tiempo atrás cuando Paola se dispuso a renovar su documento, acción que posibilitó que la policía detectara que se trataba de la joven desaparecida. Con la esperanza renovada por la aparición, sus padres y sus nueve hermanos siguen esperando su regreso. “Pensamos que la íbamos a recuperar, que la íbamos a traer a casa de nuevo”, afirmó Bazán sin esconder su desazón. A la hora de buscar explicaciones acerca de la decisión de la chica de abandonar el hogar, recordó: “no la dejábamos ir a bailar a José C. Paz como ella quería, sólo dejábamos que vaya a cumpleaños de 15, quizás fue por eso”.

Comentarios