Rivera Villate ya tiene su primera sociedad de fomento 

El primer gran objetivo es levantar un jardín maternal para las mamás que deben salir a trabajar. También le apuntarán al deporte.
domingo, 5 de junio de 2011 · 00:00

 

José Monzón y Oscar González, con optimismo. El nuevo medidor de  consumo eléctrico está junto al humilde cartel con el nombre de la ONG.

  

 

La falta de sentido común campea, pero las excepciones no faltan. Algunos vecinos del populoso barrio Rivera Villate de Presidente Derqui buscan mejorar su calidad de vida y conformaron una sociedad de fomento como lugar de esparcimiento y, sobre todo, para canalizar reclamos por mejoras estructurales.
Según su presidente, José Monzón, todo comenzó a fines de 2009 cuando un amplio terreno baldío, desierto por décadas, ubicado sobre calle Chubut hasta Ocantos, fue ocupado por varias familias ajenas a la localidad.

Muchos reclamaron, y al cabo de dos meses la policía logró que se retiraran los usurpadores. Para evitar un episodio similar a futuro Monzón y otros vecinos lograron que ese predio se los cediera el Municipio a cambio de generar un espacio público con deportes, eventos solidarios y actividades socio-culturales.

Durante 2010 se hicieron los trámites respectivos y hoy la Sociedad de Fomento Rivera Villate tiene personería jurídica y todas las autorizaciones.

Su actual sede, hasta que se construya otra en el predio, está sobre Azcuénaga y a unos 20 metros de Chubut, más precisamente en la casa de Monzón. Los recursos para los primeros trabajos son escasos. Pero ya hay 150 socios que abonan 5 pesos por mes, un dinero restringido a librería, pago de sellados o viajes a Pilar y La Plata. Pese a eso, Monzón y su secretario, Oscar González, son optimistas sobre diputados y senadores que manejan cajas solidarias, entre otras cosas, destinadas a entidades de bien público. Tampoco descartan que el Municipio o la gobernación bonaerense les otorgue un subsidio, y finalmente recurrirán al general de los casos: festivales musicales con entradas populares y un buffet económico.

Si bien lo deportivo es importante, hay otro proyecto clave: “Vamos por las canchas de fútbol, de voley y de bochas, pero lo principal es construir un jardín materno infantil; en el barrio hay muchas madres que salen a trabajar y deben pagar mucho para que les cuiden los nenes”, pronosticó González.

En Rivera Villate hay más de 50 mujeres en esas circunstancias, y la nueva sociedad de fomento sólo les cobraría un bono contribución para el salario de las cuidadoras y los alimentos que consumirán sus hijos.

En tanto, el obrador municipal está desmalezando y alisando el terreno. Ahora Monzón espera que lleguen los caños de desagüe y que se haga una perforación para extraer agua potable. El sueño está en marcha.

Comentarios