Traé lo que quieras, o no, y llevate lo que quieras, o nada

Esa es la consigna de la primera “Gratiferia” que se realizará en el distrito. No es compra-venta ni trueque, es la llamada economía de la nueva era. La organiza un grupo de jóvenes.

miércoles, 14 de diciembre de 2011 · 00:00

 

Las “Gratiferias” se están extendiendo en los barrios porteños.

 

Posiblemente en este momento, si levantamos nuestra mirada e indagamos sobre cualquier rincón de nuestras casas, de nuestros trabajos, encontremos que gran parte de los objetos que hacen a la escenografía del lugar, son innecesarios. Y el ser humano tiende a acumular cuanto tesoro sin valor encuentra en su camino.

Motivados por esta capacidad innata de acopio, un grupo de jóvenes ha ideado un evento que verá la luz el próximo sábado. Se trata de la primera “Gratiferia” que se realizará en la plaza Independencia de Del Viso (frente a la estación), desde las 17.

“Traé lo que quieras -o no- y llevate lo que quieras -o nada-”, es el lema que define a esta curiosa movida. Abierta a todo el público, quienes transiten por la feria podrán examinar todos los artículos que otras personas han considerado innecesarios y que a su vez, puedan ser necesarios para otras tantas. “No se trata ni de un trueque ni de una compraventa”, aclaró Jar Rolón ayer, en una entrevista con el programa Materia Prima de FM Plaza (92.1).

El joven es uno de los organizadores del encuentro que propone un alejamiento a las formas convencionales de obtener un objeto. De esta manera, cada cosa tendrá el valor de la utilidad que uno le dé, lejos del dinero y el intercambio.

En nuestro afán por proveernos de objetos que creemos que en un futuro nos pueden llegar a ser útiles, acumulamos sin ser concientes de dicho acto. “Muchas veces desde el vamos compramos cosas que no vamos a necesitar”, explicó Jar Rolón, que a su vez fue al punto central de la Gratiferia: “La idea es impulsar una recirculación de las cosas”.

“No hace falta llevar nada, si tenés algo que no uses y está en buenas condiciones, está bien. Lo dejas ahí y podés retirar otra cosa que ves y te sirve” detalló uno de los organizadores. “Si no tenés nada para llevar, también podés llevarte algo”, indicó sobre los poco establecidos parámetros que se rigen en esta flexible forma de hacerse y deshacerse de objetos.

Si bien ésta será la primera experiencia en la localidad, los objetos que más se pueden ver en este estilo de ferias son calzados, ropa y libros. Sin embargo, “queremos ir más allá”, propone Rolón y continúa: “capaz uno tiene semillas o plantitas en casa, como mi mamá que hace plantines todo el tiempo. Eso también está bueno porque tiene que ver con una necesidad, tener un lindo jardín”, explicó.

 

El origen

“Somos un grupo de jóvenes inquietos que se nos ocurrió practicar esta idea en la localidad”, contó el joven que además coordina un creativo grupo de teatro. “Me pareció copada la idea desde nuestro grupo y estamos haciéndolo este sábado”, siguió. Es que, según Jar, los gérmenes de esta Gratiferia provienen del libro de una socióloga norteamericana que buscaba, a través de sus hojas, impulsar el sentimiento de solidaridad y del compartir. Luego un grupo de jóvenes tomó estas ideas y las plasmó en lo que se dieron a llamar Gratiferias. “En Argentina es donde más prendió”, dijo el joven que tiene conocimiento de varias ferias que se realizan en otras ciudades como en Buenos Aires, donde hasta resulta de moneda corriente este tipo de eventos. “Queremos que se pueda replicar en distintos lugares de Pilar”, comentó el organizador.

 

Intercambio cultural

“La idea es generar un espacio de encuentro que sirva para intercambiar no sólo cuestiones materiales sino también ideas, y compartir el momento”, contó Jar Rolón, uno de los organizadores del evento. Es que durante el curioso encuentro se van a estar presentando bandas que le pondrán ritmo a la decisión de cada caminante que pase por la Gratiferia. Los dos conjuntos que tendrán a cargo esta tarea serán “La Sucutrule Flashin’ Band” y “Mil voces”, aunque prometen que habrá más sonidos para musicalizar la tarde delvisense.

“Esto no queda sólo en la feria porque cualquier espacio copado empieza a mechar con el arte y las sociedades culturales. También se acumulan bandas que tocan”, volvió a mencionar Rolón, quien mencionó que habrá también otras actividades para chicos, como un grupo de dibujo para inmortalizar el momento en papel.

 

Comentarios