Continúan las quejas por ruidos molestos de los boliches

domingo, 27 de noviembre de 2011 · 00:00

 

Otra vez el corredor nocturno en la mira de los vecinos de Villa Delia.

 

 

 

Vecinos del corredor nocturno de ruta 8 aseguran que a pesar de todas las promesas ofrecidas y ordenanzas establecidas los ruidos molestos que sale de los boliches del corredor nocturno no cesan.

Según vecinos de Villa Delia, a pesar de los controles, que aseguran “se hacen sólo cuando se denuncia”, el corredor nocturno sigue siendo una molestia para su descanso.

En las últimas semanas, hubo operativos y sanciones para varios locales de diversión nocturna, pero según los frentistas, “al fin de semana siguiente nada cambia”.

Consultado por El Diario, uno de los concejales que veló junto a los vecinos por la tranquilidad del barrio, el vecinalista alineado al oficialismo Miguel Saric, reconoció: “recibí varias quejas de los vecinos que vienen a verme al Concejo Deliberante” y remarcó: “yo lo transmito al área correspondiente que es la que actúa sobre los boliches”.

En tanto, uno de los frentistas aseguró que “jamás cesaron los ruidos”, incluso recordó aquella ordenanza que regula la actividad nocturna, que obliga a los boliches a tener un controlador de sonido, que nunca se cumplió. La ordenanza, que lleva el rótulo de 297/06, señala en su artículo 14: “todos los locales deberán contar con un dispositivo electrónico ‘controlador de nivel sonoro programable’, el que al superar el nivel de ruidos máximo permitido quedará registrado en una memoria”. Según la ley comunal, incumplida, al superar el nivel permitido, el equipo cortará la música por unos minutos y a la tercera falta, el silencio será total, hasta que se habilite con una llave especial, que estaría en poder de las autoridades.

Comentarios