Fueron víctimas de la violencia familiar y ahora la combaten

Son mujeres y jóvenes rescatados de esa situación. Junto a profesionales del Municipio encabezan un programa contra los abusos domésticos. Llegan a más de 7.500 personas en tres barrios.
viernes, 4 de junio de 2010 · 00:00

Para hacerse oír. Chicos del barrio San Jorge participan de una radio abierta.

 

 

Salieron del infierno y ahora quieren tenderle la mano a otros para ayudarlos a dar el mismo paso. Son mujeres y jóvenes que tienen en común historias en las que el miedo fue protagonista. Todos padecieron la violencia en el lugar menos pensado, donde la contención y el amor deberían ser la regla: en el seno de sus propias familias.

Desde hace poco más de un año, jóvenes y mujeres que fueron recuperados de situaciones de violencia doméstica conforman, junto a profesionales, los equipos interdisciplinarios del Municipio encargados de prevenir, detectar y desactivar situaciones de abuso y maltrato. Llega a más de 7.500 personas en forma directa y casi 15.100 de manera indirecta.

El programa “Violencia Familiar y Medios de Comunicación Social”, es financiado por la Unión Europea, y se desarrolla en los barrios San Jorge, de Pilar; Pinazo, de Del Viso, y Toro, de Presidente Derqui.

En cada barrio, un equipo interdisciplinario especializado en violencia familiar viene realizando talleres y trabajos preventivos. Y, en caso de detectar una situación en curso, se procede a los tratamientos que pueden ser familiares, individuales, grupales. En total, alcanzan a unas 2.000 personas.

Las problemáticas que abordan los equipos pasan por el maltrato infantil -tanto situaciones de abuso sexual, físico, psicológico como abandono- y violencia conyugal, así sea física, psicológica o sexual.

 

Para los chicos

Para abordar la problemática de la violencia familiar con los chicos y adolescentes, suelen utilizarse herramientas alternativas, que van desde la talleres de títeres y la realización de murales o grafittis hasta la terapia artística.

Los responsables del proyecto explican que, de esa manera, se “abordan las situaciones de violencia cotidianas a la que están expuestos niños y adolescentes, que con frecuencia cumplen funciones de adultos y tienen vedado el juego”.

Hasta el momento se realizaron 168 talleres, de los que participaron unos 42 chicos en cada uno. Están coordinados por mujeres recuperadas de la problemática de violencia familiar, que reciben honorarios financiados por la Unión Europea.

Durante el año, los profesionales se abocaron también a brindar apoyo escolar, una tarea que se focalizó principalmente en el barrio San Jorge, identificado como una de las zonas con mayores índices de deserción escolar. Se realizaron 172 encuentros destinados a unos 45 chicos.

En ese marco, se realizaron visitas guiadas al museo científico interactivo del Centro cultural San Miguel para  100 niños y adolescentes.

Se desarrollaron también 48 talleres de la campaña “Un trato por un buen trato”, con 35 niños en cada uno.

 

Todas las voces

El programa incluye un taller de comunicación comunitaria, que acerca a sus participantes al mundo de la radio.

En las jornadas, los jóvenes elaboran materiales sonoros como micros, spots y programas, con contenidos enfocados a la prevención de violencia familiar y salud, principalmente especializados en temáticas como gripe A, dengue, VIH y adicciones.

Se realiza un taller semanal en cada uno de los barrios alcanzados por el proyecto. Hasta ahora, ya fueron 168 clases para un promedio de 38 chicos en cada encuentro.

Los materiales producidos en los talleres se difunden a través de transmisiones por radio abierta con un alcance de 10 kilómetros.

Esta actividad se encuentra coordinada por un profesional de la asociación Centro Comunitario Hogar Belén, y seis jóvenes recuperados de la problemática de violencia familiar de la Casa de la Familia.

Otra de las tareas es la capacitación interinstitucional en abordaje y prevención de Violencia Familiar, destinada a miembros de organizaciones barriales.

En el barrio Pinazo, los encuentros son mensuales y se están llevando a cabo desde hace 8 meses. Participan Cáritas, Hogar Sagrada Familia, la Escuela 41, el Jardín 917, Asociación Civil Sol Argentino, Operación Rescate, Casita del Niño y Merendero JEAS.

En el barrio San Jorge, en tanto, participan el Comedor Confiar, las escuelas Mano Amiga, Santa María y EPB Nº 3, la Posta Sanitaria, la capilla San Francisco, Vencer para Vivir, Cáritas, manzaneras, agentes de Desarrollo Social y vecinos.

En Barrio Toro, en tanto, la capacitación comenzará el 5 de junio. En los tres casos, integra los paneles la jueza de Paz de Pilar, Silvia Castellini.

 

 

Beneficiarios

 • Pinazo, 2.500.
• Toro, 2.800.
• San Jorge: 2.200
• Beneficiarios indirectos: 15.080.

 

 

En beneficio de Anspac
Organizan un súper desayuno solidario

 

La Asociación Nacional de Superación Personal para el Ama de Casa (Anspac), organiza para el próximo 10 de junio un desayuno solidario en un restaurante de la Panamericana.

Anspac es un grupo que trabaja para capacitar mujeres de bajos recursos a las que, desde hace 10 años, brinda formación humana, familiar, espiritual, además de talleres de manualidades y salud.

En el distrito, la asociación trabaja en Derqui, Villa Rosa, Fátima, Villa Astolfi, Pinazo, Del Viso y La Lonja; siempre bajo el lema “Una mujer formada es una familia salvada”.

El fin de la jornada del 10 es recaudar fondos para poder llevar adelante la tarea y comprar material que les permita hacer realidad un micro-emprendimiento.

El “súper desayuno solidario” se realizará el 10 de junio entre las  8.30 y las 12 en el restaurante “Casimiro”, de Del Viso.

 

 

Comentarios