Memoria visual: Unos pájaros de vuelo alto

A mediados de la década del ’70, "Los Pájaros del Desierto" fueron la banda de rock más convocante de Pilar. No dejaron espacio sin llenar. Pero la vida del grupo fue efímera.
jueves, 17 de junio de 2010 · 00:00

 

Los jevensísimos Walter Turco y Osvaldo Martinelli en el escenario del teatro municipal Lope de Vega, en 1975.

 

La fotografía es una de las imágenes fundamentales del rock local: los adolescentes Walter Turco y Osvaldo Martinelli demuestran su virtuosismo sobre el escenario del Lope de Vega, a fines de 1975. Ambos eran miembros de Los Pájaros del Desierto, una banda de música progresiva que llenó todos los lugares de Pilar en los que se presentaron.

“Componíamos nuestras propias canciones –recuerda con orgullo Martinelli-. El nombre se le ocurrió a la mamá de Walter: estábamos en su casa ensayando, teníamos una buena cantidad de temas y recuerdo que buscábamos un nombre, a ella se le ocurrió Los Pájaros del Desierto y nos encantó”. Además, completaban la formación Miguel Arrufat en bajo y Carlos Kuze en batería.

Por su parte, Walter Turco comenta que en ese entonces “tenía 16 años, estaba en 4º año del secundario. Recuerdo que esa noche llovía mucho y se inundaba hasta la primera o segunda fila del Lope de Vega. En ese entonces no había subida por escenario sino por los camarines, y el agua -en lugar de desagotarse por la ruta 8- entraba al teatro…”. La imagen fue tomada por Hugo Kurt, quien ya despuntaba sus dotes de gran fotógrafo.

Además, Turco afirma que Los Pájaros “éramos de los pocos que llenábamos el Lope de Vega, era algo fantástico. Tocábamos muchas canciones propias, y como bis hacíamos el ‘Blues del levante’, de Sui Generis”.

La banda tocó en todo el circuito de clubes de la zona (como el Presidente Derqui y Atlético), en el cine Gran Rex (con 700 butacas completas). También tocaron en el patio del Verbo Divino y del Carlos Pellegrini, y fueron soportes de Los Bárbaros y Ave Rock.

Precisamente, uno de los shows en el Gran Rex fue especial para Osvaldo Martinelli: “En ese recital conocí a Mónica, mi mujer. Le había dado dos entradas a su tía, y fueron juntas. Allí nos vimos por primera vez”.

El guitarrista indica que esos años “recién estábamos comprando instrumentos, nuestras primeras guitarras. Era todo muy elemental, mucha gente desconocía esa música, hasta ese momento todo era muy comercial”.

Turco coincide en que “éramos bastante elementales, no había un desarrollo musical progresivo”. Martinelli completa: “En la música no hay límites, tiene que ser bien revolucionaria”.

Los Pájaros del Desierto tuvieron vida hasta que Walter entró al servicio militar, en 1978. Luego, el músico se volvió a reunir con Osvaldo y sumaron a Alejandro Calvera, pero esa fue otra historia.

Comentarios